¿Cómo actuar ante un golpe de calor?

Canal: Emergencias
Las altas temperaturas pueden provocar una insolación o, lo que es más grave, un golpe de calor. ¿Qué hacer ante estos casos?
Enfermedades y patologías relacionadas: Golpe de calor

En plena ola de calor hay que tener cuidado con dos consecuencias que pueden derivar de la exposición del cuerpo a altas temperaturas: la insolación o el golpe del calor. La primera, según explica Alfonso Morán, de SAMUR Madrid, es menos peligrosa, y ocurre tras una exposición prolongada al sol. “Se caracteriza por una debilidad generalizada, provocada por el agotamiento y la deshidratación”.

La segunda de las consecuencias, el golpe de calor, es más grave, y está provocada por una deshidratación extrema, por la cual, la regulación de la temperatura corporal se ve afectada. ¿Qué provoca? Morán explica que, en sus formas más graves, puede causar alteraciones neurológicas e incluso la muerte, y alerta de que los ancianos, los niños y las personas enfermas tienen que tener especial cuidado.

¿Ante qué síntomas debemos actuar?

El especialista explica que los síntomas que pueden reflejar un golpe de calor son:

  • temperatura corporal en torno o superior a los 40 grados
  • calambres musculares
  • piel seca, caliente o enrojecida
  • dolor de cabeza, mareos, nauseas o vómitos
  • alteración de la consciencia o de la conducta o desorientación

Morán explica que si se observan estos síntomas en alguna persona, lo primero que hay que hacer es mantener la calma y llamar al 112. Una vez hecho esto, hay que retirar al afectado de la zona en la que le ha dado el golpe de calor, quitarle la ropa y tenderle en el suelo con las piernas elevadas. Además, hay que refrescarle con agua fría todo el cuerpo, sobre todo las zonas de las inglés, las axilas, la frente, la nuca y el pecho. “Se pueden dar pequeños masajes para aumentar el flujo sanguíneo: se trata de mojar una zona con agua fría y frotar, para provocar un mayor flujo de la sangre que ha sido enfriada”, dice Morán.

Una vez que la temperatura corporal desciende hasta los 38,5 grados, se puede plantear suspender ese tratamiento. Además, Morán explica que “los medicamentos antitérmicos, como el paracetamos o el ibuprofeno no son efectivos frente a un golpe de calor”.

Y por último, señala que lo más importante es la prevención: “No hagas deporte al sol y en los horas de las temperaturas más altas, y si es necesario estar en la calle durante esos momentos, es importante cubrirse la cabeza y beber líquidos constantemente”, dice.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.