Claves para identificar a un niño superdotado

¿Cuáles son los rasgos que caracterizan a un niño superdotado? Nos los cuenta la psicóloga Isabel Menéndez Benavente en este vídeo.

Se entiende por superdotación intelectual cuando un niño tiene un coeficiente intelectual de más de 130 puntos. “Lo que sucede con estos niños superdotados intelectualmente es que a veces esta situación no es una ventaja para ellos, porque podemos desconocer que el niño es superdotado y esto les trae problemas”, explica la psicóloga Isabel Menéndez Benavente.

Señales que nos pueden alertar de que estamos ante un niño superdotado

Algunos de las conductas que nos pueden llevar a intuir que un niño es superdotado pueden ser:

  • Que haga preguntas extrañas, por ejemplo, que pregunten por la velocidad de la luz con dos años o que pregunten por temas como la muerte.
  • Que establezca una lógica que en un niño tan pequeño ya se ve que no es normal.
  • Verlo leer solo, de repente un día los ves que aparecen leyendo siendo muy pequeños.
  • Que tenga una capacidad para hacer un cálculo mental impresionante.

Ante cualquiera de estos signos lo ideal sería llevar al niño a un especialista para que pueda confirmar el diagnóstico de la superdotación intelectual.

Otra característica muy importante es que estos niños suelen tener disincronía, es decir, no va sincronizada su capacidad intelectual con el desarrollo motor. “Pueden ser más torpes en los deportes o la gimnasia”, explica la psicóloga.

¿Qué problemas suelen tener estos niños superdotados?

Algunos de los principales problemas a los que tienen que hacer frente estos niños superdotados son:

  • Se frustran fácilmente, porque muchas veces en los centros educativos, hasta que se les diagnostica, estos niños no reciben lo que ellos piden.
  • Sus habilidades sociales no son demasiado buenas con sus iguales porque tienen intereses distintos a nivel intelectual y esto puede distanciarles de otros niños de su edad.
  • Son niños muy vulnerables y excepcionalmente sensibles. Tienen más facilidad para tener depresión, ansiedad, etc.

¿Qué podemos hacer?

Lo principal es ver a estos niños como un niño normales, simplemente tenemos que adaptarnos a sus necesidades y tratar de darles lo que ellos pidan o quieran. “Está claro que tienen una necesidad de estímulos mayor que otro niño pues, en ese sentido, hay que estar atentos y, por ejemplo, tratar de cumplir su expectativas en cuanto a sus intereses y sus aficiones”, indica la especialista en psicología.

En el colegio debes saber que tienen la obligación de hacer una adaptación curricular para este tipo de niños ofreciéndoles contenidos de más nivel. ¿Por qué? Porque si no se aburren en clase y puede producirse, paradójicamente, que suspendan muchas asignaturas y tengan fracaso escolar.

Descubre más artículos sobre Psicoconsejos en el canal Salud Emocional.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.