7 falsos mitos sobre el cuidado del cabello

Canal: Dermatología
Desmontamos falsos mitos sobre el cuidado del cabello de la mano de la dermatóloga Elia Roó que nos aclara dudas sobre temas relacionados con el pelo.

Existen un montón de mitos y creencias sobre el cuidado del cabello que en este artículo vamos a aclarar con la ayuda de la dermatóloga Elia Roó. Como norma general hay que apuntar que el pelo hay que lavarlo para que esté limpio y, con más frecuencia, en los siguientes casos:

  • Si se ensucia con facilidad
  • Si las glándulas sebáceas producen mucho sebo
  • Si se hace deporte
  • Si hay más contaminación

Y ahora vamos con los ¡FALSOS MITOS SOBRE EL CUIDADO DEL CABELLO! Toma nota…

1. Si tienes el pelo graso no hay que lavarlo con frecuencia ¡FALSO!

Esos restos de grasa que se van a acumulando en el cuero cabelludo, si no se lava lo suficiente, suponen un lecho para que crezcan microorganismos y puedan producirse infecciones así que siempre va a ser preferible lavarlo. La producción de sebo, es decir, de grasa está regulada por las hormonas y estas no están influenciadas por el lavado del pelo con champú.

2. Si te cortas las puntas el pelo te crece más rápido ¡FALSO!

Esto no es cierto, imagina que afeitamos todo el pelo, pues esto no supone que vaya a crecer más. El crecimiento del pelo está genéticamente determinado y la raíz del pelo está unos milímetros por debajo del cuero cabelludo por tanto no afecta el corte de pelo. Pero sí es verdad que las puntas, cuando están finas y estropeadas, al cortarlas, hacen que el pelo luzca más bonito y parece que está más grueso, pero esto no va a afectar al crecimiento.

3.  Si me cepillo el pelo se me caerá más ¡FALSO!

Esta afirmación tampoco es verdad, el pelo está sometido a una serie de ciclos, tiene una fase de crecimiento, una de estabilidad y finalmente una de caída o renovación. Si hay más folículos en fase de caída, al cepillarnos, se va a desprender más pelo pero el origen del problema no está ahí.

 4. Es mejor no usar champú para lavarse el pelo ¡FALSO!

Esta es una tendencia que han puesto de moda algunos famosos y se conoce como “No Poo”, que es la abreviatura de “sin champú” en inglés (no champoo). También alude, haciendo un juego de palabras, al significado “caca” de la palabra infantil “poo” en inglés. Esta moda se basa en que al utilizar champú utilizamos productos químicos que pueden agredir el pelo y defiende que es preferible hacer esos lavados de cabello con bicarbonato o con vinagre, que son productos más naturales. Sin embargo, la dermatóloga Elia Roó asegura que “la suciedad que se acumula en el pelo y en el cuero cabelludo necesita ser eliminada con sustancias denominadas surfactantes que van en los champús, si no no se arrastran y tanto el bicarbonato con el vinagre tienen un ph distinto del que tenemos en nuestra piel que puede irritarla”.

5. Lavar el pelo con frecuencia hace que se nos caiga más ¡FALSO!

Esto no es cierto, el champú no actúa sobre la raíz del pelo ya que esta se encuentra unos milímetros por debajo y por tanto no actúa sobre los ciclos del folículo piloso. Por este motivo tampoco el champú anticaídas será muy eficaz para evitar que se caiga el pelo.

 6. Hay que cepillarse el pelo 100 veces al día para que esté bonito ¡FALSO!

Pues hay que señalar que esto tampoco es verdad y que el cepillado excesivo puede dañar el pelo haciendo que esté más frágil y que se pueda partir.

7. Si te arrancas una cana te salen 7 más ¡FALSO!

Los folículos pilosos son independientes unos de otros, si arrancamos un pelo, sea cana o no, no va a afectar a cómo se comporten el resto de los folículos. Lo que sí sucede es que, con el paso del tiempo, las canas van a ir en aumento.

Descubre más artículos sobre Cabello en el canal Dermatología.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.