Y después del verano… ¡kilos fuera!

Las vacaciones estivales nos han regalado algunos kilos de más y la necesidad de apuntarnos a una dieta "milagrosa" que no nos haga sufrir demasiado. El consumo de fruta, verdura y legumbres, sin perder de vista los lácteos y los cereales integrales son el secreto de la dieta diez. Y para no correr riesgos innecesarios, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) aconseja acudir a un especialista, para perder peso sin perder salud.

Con la llegada del nuevo curso laboral, ponernos a dieta se convierte en uno de los propósitos más habituales. Y es que, en vacaciones es frecuente aparcar el ejercicio físico y la dieta sana y equilibrada: “nos olvidamos de que una alimentación sana se centra en el consumo de frutas, hortalizas, pescado, legumbres, lácteos y cereales”, explica la doctora Pilar Riobó, jefa asociada de endocrinología y nutrición de la Fundación Jiménez Díaz y vocal de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Por contra, “nos apuntamos al picoteo entre comidas que, combinado con el consumo de bebidas alcohólicas, se convierte en una bomba de grasas para nuestro organismo”, advierte la especialista. ¿El resultado? Volvemos de vacaciones con algunos kilos de más y menos cardiosaludables de lo que deberíamos.

Y es que, cuando pensamos en una “dieta milagro”, nos olvidamos de lo más importante: la salud: “la mayor parte de la población quiere adelgazar por estética, cuando hay que hacerlo para prevenir posibles enfermedades cardiovasculares o trastornos propios de una dieta restrictiva”, aconseja la doctora Riobó. Por ello, si somos de los que queremos perder peso, pero sin perder la energía que necesitamos en nuestro día a día, el primer paso es “visitar a un médico especialista que nos aconseje una dieta personalizada”, advierte la vocal de la SEEN.

“Otro aspecto fundamental es aumentar el tiempo dedicado al ejercicio físico, entre 30 y 45 minutos de actividad moderada al día”, recuerda la doctora Monereo, jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital de Getafe (Madrid). Se trata, por tanto, “de volver a las buenas costumbres como son la compra de alimentos saludables y que engorden menos, así como huir del sedentarismo, la mejor manera de contrarrestar los excesos del verano”, añade la especialista.

Errores más frecuentes de la dieta

Cuando comenzamos una dieta, “caemos muy a menudo en creencias erróneas como es el quedarnos en ayunas, sin almorzar toda la mañana, para reducir unos gramos”, detalla la vocal de la SEEN, “cuando está comprobado que posteriormente se produce la comida compulsiva y engullimos lo que encontramos en la nevera al llegar a casa, sea saludable o no”, añade.

Otro de los fallos habituales es centrar nuestra dieta en ensaladas hipercalóricas, es decir, aquellas “a las que cargamos con frutos secos, quesos, salsas y otros alimentos que engordan más que un buen cocido o una paella”, detalla la doctora Monereo.

Y es que, si queremos reducir kilos y, en general, queremos alimentarnos de manera saludable, lo que sí debemos hacer es “evitar las grasas de origen animal”, porque una gran ingesta supone “un aumento el riesgo de enfermedades del corazón, entre otros problemas”. Tampoco debemos olvidar que “no son recomendables los alimentos que contengan gran cantidad de glucosa o dulce, en el caso que queramos deshacernos del exceso de peso”, añade.

Por otro lado, también debemos eliminar el alcohol unido al “picoteo”, porque la combinación resulta excesivamente calórica. De hecho, el alcohol por sí mismo “ya es una gran fuente de calorías para nuestro organismo”, advierte la endocrinóloga Monereo. En el caso del “picoteo” entre comidas, si no podemos evitarlo “debemos elegir tapas que engorden menos: nada de frutos secos, ni platos que contengan mayonesas y salsas”.

Perder peso sin perder salud

La tercera campaña de concienciación contra la obesidad Pierde peso, gana vida está dando muy buenos resultados entre la población, según expresa la doctora Riobó. Se trata de una campaña promovida por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) que está consiguiendo “concienciar a un gran número de personas de que la obesidad es una enfermedad, que implica graves riesgos cardiovasculares y que no sólo se trata de un problema estético”, añade la vocal de la SEEN.

Y es que, la campaña defiende que la pérdida de peso debe basarse en la ciencia y no en los milagros. Su consejo es rotundo: la única manera de perder peso de manera saludable y sin riesgos es acudir a la consulta de un profesional sanitario, porque es quien conoce y dispone de esa ciencia y quien mejor puede ayudar al paciente con sobrepeso u obesidad. No debemos olvidar que “la dieta es una herramienta eficaz para perder peso, pero siempre y cuando esté controlada por el especialista”, concluye rotunda la doctora.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.