Videojuegos y sacudidas peligrosas

Un grupo de doctores británicos ha hecho público el caso de un adolescente de 15 años, entusiasta de los videojuegos, al que se le ha diagnosticado un síndrome de vibración de mano-brazo asociado al uso prolongado de un mando que vibra.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

El síndrome de vibración de mano-brazo llamó la atención a mitades de los años ochenta como una patología profesional en trabajadores de herramientas pesadas como sierras de cadena o martillos neumáticos. Pero es la primera vez que se relaciona con el uso excesivo de este mando de videojuegos con vibración.

El chico llegó a la consulta explicando un dolor continuado en la mano de más de dos años de duración. Los doctores le hicieron pruebas clínicas y de laboratorio sin detectar nada anormal en las articulaciones o el músculo. Pero el joven relató que las molestias empezaron después de empezar a jugar con un mando con vibración conectado a su consola de videojuegos, a la que llegaba a dedicar más de siete horas al día.

Estos mandos vibradores de videojuegos fueron diseñados con el objetivo de aportar una experiencia adicional al jugador, al reproducir mediante sacudidas los impactos que recibe, por ejemplo, el personaje o coche en la pantalla. Aunque, generalmente, esta opción se puede desactivar en cada juego.

El especialista que trató al chico y su equipo, en Liverpool, han relatado el caso en el prestigioso British Medical Journal y explican que al enfriarse las manos del joven, éstas quedaban blancas e hinchadas, mientras que al calentarse de nuevo, se tornaban rojas y le causaban dolor. Después de interrogarle y explorarle, finalmente le diagnosticaron el síndrome de vibración de mano-brazo, antes conocido como síndrome de “dedo blanco” por vibración. Y creen que el origen es el uso excesivo de este mando de videojuego con vibración.

Según este equipo de doctores, “este es el primer caso reportado de vibración de mano-brazo asociado al uso prolongado de periféricos informáticos que vibran”, aunque no creen que surjan muchos casos más como éste ya que el tiempo de exposición de este paciente a los videojuegos era anormalmente “excesivo”.

Sin embargo, creen que “cuando aumente el número de niños que juegue con este tipo de mandos se debería advertir a los compradores de los riesgos para la salud del uso excesivo de este aparato”. El estudio finaliza solicitando más investigaciones que aporten pruebas de este problema en los niños.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.