Verano en familia

Se acerca el verano y con él las dudas acerca de la exposición solar, la alimentación o los hábitos del sueño que deben seguir los más pequeños en estas fechas, donde las rutinas aprendidas a lo largo del año se descuidan en demasiadas ocasiones. En este sentido, la décima edición de Encuentros con la Salud, que este año ha tenido por lema ¡Nos vamos de vacaciones!, ha intentado responder todas esas preguntas.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

.El sol, bueno pero con moderación

En primer lugar, el doctor Jesús Rodríguez, presidente de la Sección de Pediatría de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, expuso que “en el caso de los bebés, menores de dos años, su exposición al sol viene regida por el sentido común. La regla de oro es una adecuada hidratación. Ha de evitarse la playa, buscar la sombra de los árboles y proteger a los niños con cremas solares: de pantalla física en los menores de tres años y de protección química a partir de esa edad. En el caso de los más pequeños esta protección debe ser reforzada con prendas que protejan las zonas más delicadas de la piel del bebé”. Además, el pediatra puntualizó que “es necesario tomarse un tiempo para aplicar las cremas, antes de salir de casa. Es importante, también, una aplicación uniforme en la piel, con un margen de antelación para que impregne bien. Y por último, la operación ha de repetirse cada dos o tres horas”. Sin embargo, el experto quiso remarcar que “la utilización de cremas no implica el abuso del sol”.

Alimentación saludable

Cuando disfrutamos de un día de playa o piscina, con el calor del verano puede apetecer un helado o un batido, caprichos que son normales y “no tienen porque estar prohibidos para los niños”, según el doctor Rodríguez. No obstante, “debemos marcar unos límites para que los pequeños sigan una dieta equilibrada, que ayude a hidratarlos y les aporte los nutrientes necesarios para hacer frente al desgaste físico de esta época”, aseguró el médico, que subrayó, también, la importancia de no abusar de las comidas fuera de horas.

Problemas para dormir

La alteración del horario es una de las pautas más comunes en estas fechas. Por este motivo, el doctor Rodríguez asegura que “el verano no es la fecha idónea para instaurar una rutina horaria y del sueño”. Cada vez es más habitual ir de viaje durante las vacaciones y esto supone dormir en un hotel o en un sitio diferente al que está acostumbrado el niño, lo que puede producir un trastorno de sus hábitos. En estos casos, la recomendación del pediatra es “no intentar establecer una pauta fija de sueño y procurar que éste sea relajante para el menor, muchas veces sobreexcitado en estas situaciones”. De todas formas, “es imprescindible dejar claro que en cuanto se vuelve a casa se retoman las pautas habituales, desde el primer día”, recalcó el médico.

Por último, el doctor Rodríguez acentuó “la necesidad de estrechar los lazos familiares entre padres e hijos en estas fechas, ya que es el momento idóneo para desacelerar las tensiones propias del fin de temporada y aminorar las prisas y los excesos que marcan el ritmo de esos días previos a las vacaciones, normalmente frenéticos”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.