Unos cuatro millones de españoles padecen depresión

Alrededor de cuatro millones de personas padecen depresión en España, lo que representa un 10 por ciento de la población. Por esta razón la Asociación Médica Europea, la Asociación Europea para la Depresión y los laboratorios Lundbeck han organizado el Día Mundial de la Depresión que se celebra el jueves día 7 de octubre y que tiene como objetivo concienciar a la población de la importancia de esta patología.

La depresión afecta a más de 120 millones de personas en todo el mundo y, según el informe de la Organización Mundial de la Salud, en el año 2020 esta enfermedad será la principal causa de discapacidad en todo el mundo sólo superada por las enfermedades cardiovasculares”, explica el doctor Juan Manuel Mendive, responsable en España de la Asociación Médica Europea. “Sin embargo esta enfermedad se ha frivolizado y en muchos casos se infradiagnostica”, señala este experto.

La depresión en sus diferentes grados se detecta en la consulta de Atención Primaria en un 20 por ciento de las mujeres y en un 10 por ciento de los hombres, según estiman los expertos. Esta patología es de difícil diagnóstico ya que los síntomas no se presentan de manera clara y en ocasiones hay limitaciones ligadas al ejercicio del médico de familia, como es la falta de tiempo.

Aún así, según el doctor Mendive, la Atención Primaria es un lugar favorable para el tratamiento de esta patología debido a la continuidad de la asistencia que posibilita, el diagnóstico a lo largo del tiempo y la accesibilidad de esta atención. Además el trabajo coordinado con los psiquiatras y psicólogos clínicos favorece al paciente depresivo.

“Los pacientes con depresión intentan ocultar su enfermedad porque se sienten estigmatizados debido a la falta de apoyo y comunicación que reciben de la sociedad”, comenta Inés Llorente, psicóloga clínica de Alianza para la Depresión. “En los países desarrollados la tasa de depresión es más alta, se olvida al hombre en su totalidad y las preocupaciones se centran en las posesiones externas. Se tiene de todo pero en realidad no se tiene nada más que soledad y vacío”, continua Llorente.

Los expertos destacaron cómo la depresión puede afectar en determinadas etapas como la juventud por las dificultades para afrontar los cambios y a las mujeres en la etapa perimenopaúsica o en edades más avanzadas, por ejemplo, ante la jubilación. “Hay varios estudios que muestran un componente genético en la depresión. Por otro lado, actualmente estamos detectando muchos casos en inmigrantes por la sensación de soledad y desarraigo”, comenta el doctor Mendive.

En cuanto al tratamiento, cada vez se desarrollan fármacos más seguros pero también hay una alta tasa de abandono por los efectos secundarios como la reducción de la libido, intolerancia, interacciones con otros fármacos y tardanza en detectar la mejora.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.