Unas claves que has de saber sobre el cáncer de piel

Hoy es el Día Europeo para la Prevención del Cáncer de Piel. Prevención y un diagnóstico precoz son básicos en este tipo de cáncer, pero aquí presentamos algunas claves más que hay que saber.

Cáncer de piel, melanoma
Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer de piel

1. ¿Cáncer de piel o melanoma?

El cáncer de piel o carcinoma de piel se produce en la capa externa de la piel y es el tipo más común de cáncer. Se desarrolla generalmente en las células basales. El melanoma, en cambio, es una forma de cáncer que involucra a las células productoras de pigmento en la piel. Es la forma más peligrosa de cáncer de piel.

2. ¿Cómo prevenir un cáncer de piel?

Una de las causas más importante es la luz del sol (ultravioleta). Esta luz es absorbida por las células de la piel causando daños en las mismas. Si este daño no es reparado por los genes que realizan este trabajo, los trastornos genéticos en la célula se acumulan produciendo su transformación maligna.

Por ello, en el caso del carcinoma cutáneo no-melanoma de piel hay que tener en cuenta el total de horas de exposición al sol a lo largo de la vida, más que la intensidad de la exposición a la luz solar, que en cambio es un factor más importante para el desarrollo del melanoma.

La exposición a radiaciones ionizantes también es un factor de riesgo para los tumores cutáneos no-melanoma, sobre todo el carcinoma de células basales.

Para evitarlo, hay que tener especial cuidado con la exposición solar, aplicando cremas protectoras de amplio espectro, renovando la aplicación cada dos horas. También se recomiendo buscar la sombra en las horas medias del día y evitar las quemaduras solares.

3. ¿Cuáles son sus síntomas?

Los cánceres de células basales suelen aparecer en lugares que están expuestos al sol, especialmente la cabeza y el cuello (un 70% de los casos), aunque pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. A menudo, aparecen como áreas planas, firmes y claras, o áreas en relieve de color rosado, o como protuberancias rojas, brillantes y con apariencia nacarada.

En cuanto a los cánceres de células escamosas pueden aparecer como protuberancias crecientes, a menudo de superficie áspera, escamosa o con costra. También pueden lucir como manchas planas rojizas que crecen lentamente. Igual que el de células basales, suelen aparecer en los lugares del cuerpo expuestos al sol, tales como la cara, las orejas, el cuello, los labios y el dorso de las manos. Con menor frecuencia, se forman en la piel del área genital. También pueden surgir en cicatrices o llagas de la piel en otras partes del cuerpo.

Aquellas manchas de la piel que sean nuevas o muestren cambios de tamaño, forma o color deben ser evaluadas de inmediato por un médico. Algunas señales clave de advertencia son; Un nuevo crecimiento, una mancha o protuberancia que está creciendo o una llaga que no sana dentro de varios meses.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.