Una inyección de vitaminas y antioxidantes para alisar tu piel

En el mundo de la medicina estética comienza a hacer furor. Descubre una nueva técnica que, sin pasar por quirófano, consigue atenuar las arrugas y nutrir tu piel. Hablamos con un especialista de Mesoplastia Facial.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

En la mesoplastia facial, “las sustancias infiltradas -vitaminas, antioxidantes, ácidos hialurónicos y botox, entre otras- actúan sobre los músculos, tejido subcutáneo, la dermis y la epidermis, y con ello se consigue reestructurar volúmenes, tensar la piel y contrarrestar los principales signos de envejecimiento”, explica el doctor Julio Millán Mateo, miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) y uno de los profesionales que imparte esta técnica en España.

Como sucede con otros tratamientos, “debe ser totalmente personalizado, es decir, hay que realizar una mesoplastia adaptada a cada tipo de piel -seca o grasa-, tener en cuenta si es una piel cuidada, si se la ha protegido del sol o no, etc., y en función de todo ello se aplica uno u otro producto”, detalla este especialista.

Riesgos mínimos

Respecto a los posibles riesgos de la intervención, “no se han descrito”. Los pacientes “pueden estar tranquilos ya que las sustancias que ponemos han sido testadas y autorizadas debidamente por el Ministerio de Sanidad y cumplen todas las normas de la Unión Europea”, destaca el doctor Millán Mateo. El único inconveniente “puede ser una leve reacción alérgica, un enrojecimiento de la zona inyectada que desaparece al poco tiempo”, tranquiliza este especialista.

La mesoplastia se realiza en varias intervenciones, “para ir inyectando los diferentes nutrientes en diferentes sesiones y no es un tratamiento que dure para siempre”. De hecho, “sus resultados duran de seis meses a un año, incluso más; trascurridos los cuales, si se desea, se puede volver a realizar otra sesión”.

Actualmente, “son señoras a partir de 40 años y señores algo más mayores el grupo de edad que está demandando este tipo e tratamientos; todos ell@s son personas que tienen miedo a cualquier tipo de intervención quirúrgica y que han encontrado en esta técnica la horma de su zapato”.

Para ellos, “es una manera fácil de mantener la tersura, los volúmenes y la tensión de la piel sin operarse”, añade.

La mesoplastia comenzó a realizarse hace diez años. Su ´inventor´ fue un cirujano plástico mejicano, el Dr. Gerardo Manuell-Lee, creador de esta nueva técnica, que recientemente ha visitado España para darla a conocer entre los profesionales de este campo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.