Una hidratación adecuada ayuda en todos los problemas de salud

La mayoría de enfermedades requieren de un consumo importante de líquidos, siendo el agua el de primera elección. Así, en algunas patologías, como las infecciones del tracto urinario, procesos febriles o la enfermedad inflamatoria intestinal, el médico ha de prescribir una ingesta de agua aumentada.

Enfermedades y patologías relacionadas: General, Deshidratación

Cuando una persona ingresa en un entorno hospitalario, la prioridad es mejorar su salud, por lo que en ocasiones se presta más atención a procesos terapéuticos que a otras medidas que, por básicas, se dan por sabidas. Sin embargo, diversas sociedades científicas han detectado la necesidad de protocolizar la administración de líquidos en los afectados por distintas patologías, dada su importancia en el estado de salud general y el pronóstico del paciente. Fruto de esta iniciativa ha nacido el primer consenso sobre Pautas de hidratación en la asistencia sanitaria integral, que se ha presenta en Madrid y que ha sido coordinada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) con el patrocinio de Solán de Cabras.

El presidente de la SENC, Dr. Javier Aranceta, explica que la importancia del documento no reside tanto en que los sanitarios sean conscientes de la importancia de la hidratación, sino en que ésta no estaba, hasta la fecha, protocolizada. “Hay que tener en cuenta precauciones asociadas a la hidratación, sobre todo en determinados grupos de población como personas mayores y niños. El consenso va a cumplir una importante función asistencial”.

La ingesta de líquidos, señala el experto, es importante en distintos ámbitos y la carencia de hidratación puede ser palpable en zonas del organismo tan diversas como las mucosas, la piel o el pelo. “El estado de hidratación es un parámetro de gran relevancia tanto en condiciones de salud como en situaciones de enfermedad o en situaciones fisiológicas especiales”, se puede leer en el documento.

Dichas situaciones incluyen el periodo de embarazo y la lactancia. “El 90% del contenido de la leche materna es agua, así que es muy importante que la madre esté bien hidratada desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo”, resume el Dr. Aranceta.

Pero existe un grupo en el que un descuido en las correctas pautas de hidratación puede suponer muchos problemas y es precisamente el que más atención sanitaria recibe: las personas mayores. Según se explica en el documento de consenso, la proporción de agua corporal se reduce en alrededor de un 20% en este colectivo, por lo que sus miembros son más sensibles a la pérdida de líquidos, a la reposición insuficiente del componente acuoso o al aumento en las necesidades por consumo de algunos medicamentos, ambiente caluroso o enfermedades crónicas.

Individualizar la ingesta de agua

En este sentido, el consenso aclara que existe una “necesidad de individualizar las recomendaciones de ingesta diaria de agua y líquidos “preferentemente a partir de aguas envasadas de mineralización débil e hiposódicas, así como zumos naturales de frutas y/o verduras, infusiones o mezclas de agua y zumo, caldos, gazpachos etc..

El Dr. Aranceta, aclara que existen “cuatro o cinco ciudades españolas” donde la calidad del agua del grifo “es excepcional”. Sin embargo, apunta, el uso de agua embotellada hace que uno “nunca pueda equivocarse”, además de que, por su composición, “se pueden dar orientaciones terapéuticas” y permitir que el médico elija la más adecuada.

Este experto apunta que “hasta ahora” la atención sanitaria se centraba más en la medicación y otras acciones complementarias, pero que es importante saber qué hacer también en lo que a administración de líquidos se refiere tanto en los cuidados médicos como de enfermería. “Simplemente se va a facilitar la labor asistencial a los sanitarios, se van a recordar las pautas y precauciones asociadas a la falta de hidratación”.

Son varias las sociedades científicas que han querido colaborar en la elaboración de este consenso: la Asociación Española de Ciencias del Deporte, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, la Sociedad Española de Médicos de Residencias, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, la Sociedad Española de Nefrología y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria.

Importancia clave de la hidratación

El agua desarrolla importantes funciones en el organismo humano, desde posibilitar el transporte de nutrientes a todas las células hasta contribuir a la regulación de la temperatura corporal, pasando por su colaboración en el proceso digestivo y en la absorción de nutrientes e incluso fármacos.

Aunque la hidratación ha de ser importante para cualquier persona en cualquier etapa de la vida, existen ciertos procesos patológicos que la hacen aún más importante, como la presencia de piedras en el riñón o las cistitis, así como los procesos que cursan con mocos (la hidratación hace más fácil la expectoración), fiebre, estreñimiento o diarrea. “Hay patologías que producen más gasto de agua”, subraya el Dr. Aranceta.

Con el nuevo consenso, los médicos y el personal sanitario tendrán un documento en el que consultar los aportes hídricos necesarios específicos a cada grupo de edad, situación fisiológica y a cada indicación terapéutica, concluye el experto.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.