Un nuevo calzado con materiales inteligentes evitará los juanetes

El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) acoge la reunión de lanzamiento del proyecto europeo "ShopInstantShoe" para desarrollar un nuevo calzado de mujer personalizado, basado en materiales inteligentes con memoria de forma, que mejore la comodidad y evite las patologías más comunes del pie, como los juanetes.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Esta iniciativa, financiada por la Comisión Europea a través del VII Programa Marco, utilizará aleaciones con memoria de forma para crear “un calzado de mujer de gama alta que sea novedoso, ergonómico y personalizado” y prevenga las enfermedades podológicas, que suponen “un importante problema social” y afectan principalmente a las mujeres.

En concreto, el “hallux valgus”, comúnmente conocido como juanete, es la deformación del pie más frecuente y afecta a una de cada cinco mujeres en edad adulta.

Esta patología, junto con otras como los dedos en martillo, dedos en garra, metatarsalgias y uñas encarnadas, se originan en la parte delantera del pie y son causadas fundamentalmente por “el uso prolongado de un calzado inadecuado, debido a la falta de correspondencia entre la morfometría del pie y el calzado”.

Desde el IBV señalaron que las tendencias que marcan la estética y la moda en el calzado de mujer “obligan a realizar un ajuste más preciso para garantizar el confort y la funcionalidad de este producto”, pero las diferencias en la morfometría del pie humano “hacen muy difícil proporcionar un ajuste adecuado a cada usuario de manera individual” y hacen que “el calzado sea incómodo e insalubre”.

Así, reivindicaron que la industria europea del calzado “debe identificar, asimilar y explotar las nuevas tecnologías para seguir siendo competitivos, así como desarrollar nuevos conceptos, apuntando más aplicaciones de valor añadido en áreas de alta tecnología, como los materiales y compuestos”.

Personalización en la tienda

En este contexto, nace el proyecto “ShopInstantShoe”, que tiene una duración de dos años y “estudiará las posibilidades de un nuevo material de cuero basado en compuestos que incluyan aleaciones con memoria de forma” y propone la creación de “un innovador servicio que permita la personalización de los zapatos en la misma tienda”.

Para ello, se tomarán algunas medidas básicas de los pies de la clienta en la tienda y se configurará la forma del calzado modificando el textil inteligente situado en su parte superior, con la ayuda de una novedosa horma que tendrá la posibilidad de adaptarse a la geometría de los pies de la mujer.

En el proyecto participan otros seis socios, junto al IBV, como la empresa alicantina Calana, coordinadora del proyecto, la mercantil valenciana Industrias del Curtido S.A. (Incusa), las empresas francesas Texinov y Nimesis, la empresa inglesa Surfgen y The UK Materials Technology Research Institute (Matri).

El Instituto de Biomecánica de Valencia será el responsable de la coordinación técnica del proyecto y, entre otras tareas, realizará un estudio para determinar “cuáles son las zonas del pie más susceptibles de sufrir sobrepresiones y, por lo tanto, las zonas del corte del calzado en las que hay que prestar una mayor atención durante la investigación para cumplir los objetivos del proyecto”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.