Un día para reflexionar sobre la obesidad

La obesidad es una enfermedad en la que se encuentran implicados muchos factores que todavía no son bien conocidos. La genética, los factores ambientales y el sedentarismo son las principales causas.

Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad

Todavía en la memoria colectiva se encuentran presentes ideas respecto a la relación entre peso y salud. La delgadez está asociada a la enfermedad, y la gordura a la buena salud. Estos recuerdos colectivos históricos trasmitidos de padres a hijos, pueden dar lugar a un aumento de la obesidad en edades infantiles que más adelante se transforman en obesidades adultas. Los padres deben enseñar educación nutricional. Pero los mitos están cambiando lentamente, e incluso pasan a los extremos contrarios. La anorexia y la bulimia son la otra cara de la moneda y se está llegando a asociar belleza con extrema delgadez, aunque éstas sean enfermedades. Estos trastornos alimenticios se asocian con las sociedades industrializadas, en las que la población suele seguir una dieta rica en grasas y con un aporte de kilocalorías superior a las que deberían ingerir.

Una causa de la obesidad es la herencia genética. Con los conocimientos actuales que se poseen es muy difícil poner en duda que hay algunas obesidades directamente relacionadas con el código genético, aunque no es causa única y suficiente para que aumente la reserva de grasa, si no se añaden otros. El sedentarismo es otra de las causas importantes de aumento de los casos de obesidad. Con los avances tecnológicos de este siglo, que ayudan a hacer más llevadera la vida cotidiana, se ha bajado el nivel de ejercicio físico de manera considerable así como se aumenta el tiempo libre, muchas veces dedicado a comer. Y como consecuencia directa, aparece el aumento de peso.

Por otro lado, algunas enfermedades y ciertos medicamentos constituyen una causa directa a la aparición de la obesidad, aunque son factores mucho menos importantes cuantitativamente.

La obesidad produce serias complicaciones tales como enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, hipertensión; además se asocia con diferentes enfermedades de la vesícula biliar y algunas formas de cáncer, así como la apnea del sueño y también es causa de algunas enfermedades degenerativas de las articulaciones.

Todos estos datos no reflejan otro gran problema que afecta a las personas obesas: la enfermedad supone un profundo impacto negativo en la calidad de vida de los individuos que la padecen. En ellos, la función física y social, el dolor corporal, la percepción general de la salud, la vitalidad y salud mental se deterioran significativamente, si se comparan con aquellas personas de peso corporal dentro del rango normal.

En España se calcula que el sobrepeso afecta al 19 por ciento de la población y se distribuye en un 23 por ciento en varones y un 15 por ciento en mujeres, mientras que el 41 por ciento de la población mantiene un peso normal. La prevalencia de la obesidad aumenta con la edad y cuando el nivel sociocultural es menor. España tiene un índice de obesidad inferior que EEUU, Alemania, Polonia o Hungría, y superior a países como Australia, Holanda o Francia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.