Todo lo que debes saber sobre la meningitis neumocócica

¿Es conveniente vacunar a mi hijo contra la meningitis neumocócica? ¿Cuál es la edad idónea? ¿Es incompatible con otras vacunas? Por su eficacia y beneficios, la Asociación Española de Pediatría recomienda su utilización en niños menores de dos años. Y es que, gracias a esta importante medida de prevención, se ha conseguido reducir un 80 por ciento los casos de meningitis en España. Ahora sólo falta incluirla en el calendario vacunal oficial. Una batalla todavía por ganar.

Enfermedades y patologías relacionadas: Meningitis

Muchas familias acuden al pediatra con la incertidumbre de saber si es conveniente o no vacunar a su hijo contra la meningitis neumocócica, una medida de prevención que todavía no está instalada en el calendario oficial, por lo que su coste corre actualmente a cargo de los padres (cuesta unos 90 euros cada dosis y se pueden llegar a necesitar hasta cuatro). Este hecho hace que “muchos niños todavía no se estén beneficiando de ella”, lamenta la pediatra Luz Fernández Alonso, responsable de la Unidad de Vacunaciones del Hospital Monte Naranco (Oviedo).

Y es que, la eficacia y las múltiples ventajas de la vacuna contra la bacteria Neumococo han sido probadas por diversos estudios internacionales. Uno de los últimos, pionero en España, lo ha realizado un grupo de pediatras del País Vasco y Navarra, bajo la coordinación del doctor Enrique Bernaola Iturbe, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Sus datos son concluyentes: la vacuna neumocócica conjugada reduce hasta un 80 por ciento los casos de meningitis neumocócica y un 66 por ciento de los casos de neumonía.

“Desde el comienzo de la aplicación de esta vacuna, es la primera vez que en Europa se obtienen datos de su efectividad en la reducción de enfermedades neumocócicas; hasta el momento sólo contábamos con estudios americanos”, detalla el doctor Bernaola. Por todo ello, la Asociación Española de Pediatría se muestra rotunda a la hora de recomendar esta medida de inmunización “a todos los niños sanos menores de dos años”. Aunque, “entre los dos y cinco años también es aconsejable su vacunación, sobre todo si el niño va a la guardería”, añade la doctora Fernández Alonso.

Actualmente, el calendario oficial de vacunación infantil 2005 sólo incluye las vacunas contra la meningitis del tipo C y contra la meningitis causada por la bacteria Haemophilus influenza, pero todavía no incorpora la vacuna contra la meningitis más peligrosa, la causada por la bacteria neumocócica. En palabras de la doctora Fernández, “si no se ha añadido ya al calendario es porque incluir una nueva vacuna es un proceso largo; mientras se recopilan todos los datos y estudios que la avalan, pasa un tiempo”, explica la pediatra.

De hecho, este retraso es el mismo que antes se vivió con las vacunas de la meningitis C o la vacuna contra meningitis causada por Haemophilus influenza, “por las que los pediatras estuvimos también batallando, para que el Ministerio de Sanidad y Consumo las incluyeran en el calendario”, recuerda la pediatra.

Cómo prevenir la meningitis neumocócica

La meningitis “no siempre es sinónimo de gravedad”, tranquiliza la doctora Fernández. De hecho, “en la mayor parte de los casos está causada por un virus y constituye menos gravedad”. Sin embargo, existe un tipo originado por infección bacteriana, que “aunque es poco frecuente puede suponer riesgos para la salud del niño”. Dentro de este segundo grupo existen, a su vez, diferentes grupos de bacterias, siendo la del neumococo la que reviste más peligrosidad para el pequeño -es la que puede conllevar sordera, retraso psicomotor e hidrocefalia.

“Los padres pueden estar más tranquilos porque la meningitis neumocócica es muy poco frecuente en España gracias a la vacuna neumocócica”, explica la especialista. De hecho, según los últimos estudios, se calcula que anualmente hay entre 60 y 174 casos por cada 100.000 niños menores de dos años, aunque esta cifra es mucho menor a la de años pasados desde la llegada de esta efectiva medida de prevención. Por tanto, “las familias no deben dudarlo e incluir esta vacuna en su propio calendario vacunal familiar”, concluye la doctora Fernández.

Además de esta eficaz medida de prevención, existen otros sencillos consejos a tener en cuenta, según la doctora Fernández:

-Seguir una buena higiene bucal y personal

-Cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar

-Evitar el intercambio de saliva a través de chupetes, biberones y juguetes que los niños se hayan llevado a la boca

-Ventilar las habitaciones y evitar permanecer en lugares cerrados o mal ventilados

Y muy importante: ante la detección de los síntomas característicos de la meningitis -fiebre, dolor de cabeza intenso, vómitos y malestar general- “debemos acudir inmediatamente al médico de urgencia que valorará la gravedad de estos síntomas y su causa”, explica la especialista. Si se tratase de meningitis de los tipos más frecuentes, y menos grave, “se deberá suministrar antibióticos preventivos a todos los contactos íntimos del caso -familiares, amigos y compañeros de clase, entre otros”. Porque, esta patología “también puede contraerse en cualquier etapa de la vida, con especial incidencia de la neumocócica en las personas mayores de 65 años”. En estos casos, “existe una vacuna distinta a la de los niños que en algunas comunidades ya está instaurada al mismo nivel que la vacuna de la gripe”, concluye la doctora Fernández.

La Asociación Española de Pediatría despeja dudas

Pero si todavía te han quedado dudas sobre la meningitis neumocócica y la conveniencia de su vacuna, lee el siguiente documento publicado por la Asociación Española de Pediatría:

¿Qué es el Neumococo?

Se trata de una bacteria que puede causar infecciones graves como meningitis, bacteriemia o neumonía, principalmente en niños pequeños. El 85 por ciento de los casos se dan en personas menores de 5 años de edad.

¿Quién es más susceptible a estas infecciones por neumococo?

El neumococo puede afectar a cualquier niño sano, en especial con edades comprendidas entre los dos meses a los dos años, debido a que su sistema inmunológico no ha madurado lo suficiente para hacer frente a estas enfermedades. También afecta especialmente a aquellos niños mayores de dos años con patologías de base como procesos tumorales, diabéticos, enfermedades crónicas cardiopulmonares, así como los pacientes inmunodeprimidos.

¿Cómo se contagia la enfermedad?

El neumococo se encuentra habitualmente en la nariz y en la garganta de niños y adultos sanos siendo el 40-60 por ciento de los niños menores de cinco años portadores de neumococo. La bacteria entra por la boca o la nariz y una vez en esta zona puede invadir, por causas desconocidas, el oído medio, los senos paranasales, el pulmón, la sangre y las meninges.

¿Qué enfermedades produce esta infección?

El neumococo puede producir meningitis que consiste en la inflamación de las meninges, es la segunda causa de meningitis bacteriana en España y es la más grave de las enfermedades neumocócicas, por su elevada mortalidad y sus importantes secuelas.

Produce también bacteriemia que es una infección de la sangre y que da lugar a fiebre elevada sin otro síntoma ni signo acompañante.

El neumococo es una causa frecuente de neumonía que es una infección del tejido pulmonar, especialmente grave en niños menores de 2 años.

Finalmente produce otras infecciones no tan graves como otitis y sinusitis. Otitis media aguda es una infección que se produce en el oído medio, de la que el neumococo es responsable de aproximadamente la mitad de los casos que se producen en niños. Sinusitis es una inflamación de los senos nasales y paranasales.

¿Porqué debo vacunar a mi hijo frente al Neumococo?

Porque la vacunación es muy segura y eficaz, habiéndose demostrado desde su aplicación en países como EEUU (y España) un descenso espectacular de las infecciones que provoca esta bacteria. Así si vacuna a su hijo evitará que pase una infección grave por esta bacteria.

¿Cómo se vacuna frente al Neumococo?

La vacuna es una vacuna conjugada (Pn-7v) que contiene siete serotipos de neumococo (los más agresivos) que nos da defensas pero que no nos puede producir la enfermedad. La vacunación contra esta enfermedad se debe hacer con tres dosis a los dos, cuatro y seis meses y una cuarta dosis de recuerdo entre los 18 y 24 meses de edad. Esta vacuna se administra combinada con las otras vacunas que se dan a estas edades.

¿Puede administrarse esta vacuna conjuntamente con otras del calendario?

Se administra conjuntamente con las siguientes vacunas: difteria, tétanos, tos ferina, polio inyectada, hepatitis B y meningococo C aunque en un lugar anatómico distinto.

¿ La vacuna antineumocócica produce algún efecto indeseable?

Esta vacuna es muy segura ya que se fabrica con una parte de la bacteria que no tiene poder de producir la enfermedad. Las reacciones que rara vez se producen son leves: hinchazón en la zona de la inyección y fiebre moderada en las 24 horas siguientes a su administración.

Para más información, visita la web de la Asociación Española de Pediatra (www.aeped.es).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.