Tic, tac… quiero ser madre

A pesar de que para la mitad de las mujeres españolas el reloj biológico se pone en marcha antes de los 25 años, un tercio considera que aún hay tiempo para quedarse embarazada por encima de los 45 años. De hecho, a partir de los 30 es cuando el reloj suena con especial fuerza, ya que 8 de cada 10 mujeres entre 30 y 40 años desea tener hijos.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Estos datos se desprenden del Estudio Clearblue El reloj biológico de la Mujer, realizado recientemente a 1.500 mujeres españolas de entre 20 y 50 años. El objetivo de esta encuesta es profundizar en el comportamiento de las mujeres españolas sobre el embarazo y la concepción.

El estudio también revela que una cuarta parte de las mujeres encuestadas desea tener hijos en los próximos 2 o 3 años, pero el 75 por ciento reconoce que aún no se ha puesto manos a la obra. Según la Dra. Victoria Verdú, Coordinadora de Ginecología de Ginefiv y Experta en fertilidad de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia): “cuanto más tarde se activa el reloj biológico de la mujer, la calidad de los óvulos empieza a decaer. Con 45 años la cantidad de óvulos que tienen las mujeres es muy baja, y la tasa de anomalías cromosómicas que presentan es muy alta, lo que implica que no es el momento adecuado para poder quedarse embarazadas. Si se consiguen gestaciones a estas edades es porque se utilizan óvulos de mujeres jóvenes que son donantes, pero no con óvulos propios. Por ello, animamos a las parejas que quieren tener un hijo a no retrasar este momento”.

¿Cuándo se pone en marcha el reloj biológico?

El estudio revela que la mitad de las mujeres españolas empiezan a sentir deseos de ser madre antes de cumplir los 25. Sin embargo, hasta que no alcanzan los 30 años su reloj biológico no empieza a sonar con más fuerza. De hecho, un tercio de las féminas españolas considera que por encima de 45 años aún tiene tiempo de quedarse embarazada. En el lado contrario, 3 de cada 4 españolas sitúan la edad mínima de embarazo por debajo de los 25 años.

Por otro lado, esta encuesta ha revelado que los hombres también cuentan con un reloj biológico activo. Por ello, en 2 de cada 10 casos, es el hombre el que se adelanta y le pide a la mujer tener un hijo. Ante ello, casi ninguna mujer se niega, pero en la situación contraria, cuando es la mujer la que se adelanta, uno de cada cuatro hombres pidió esperar y un cinco por ciento no quiso.

Influencia de la pareja y el entorno

En el momento en que la mujer empieza a plantearse tener un hijo, en una de cada 10 ocasiones ni siquiera tiene pareja estable, por ello, el deseo de convertirse en madre moviliza al ocho por ciento de las españolas a buscar pareja.

Cuando llega el momento de decidir ser padres, la mayoría de las veces es la mujer quién da el primer paso y trasmite a su pareja su deseo de ser madre, aunque existe un tres por ciento que, aunque quiera quedarse embarazada, nunca llega a proponérselo al hombre.

En lo que se refiere al entorno familiar y de amistades, una de cada cuatro mujeres ha recibido consejos tendentes a retrasar el embarazo. Tampoco el entorno económico se presenta especialmente favorable. Sin embargo esto no impide que las mujeres sientan deseos de ser madres, ya que, más de la mitad de las entrevistadas tenía una situación económica “justa” cuando decidieron su primer embarazo.

Funcionarias: la situación laboral más propicia para ser mamá

En el plano laboral, los resultados del estudio son rotundos: la situación laboral ideal para ser madre es ser funcionaria (83 por ciento), y muy por detrás le siguen, autónoma (10 por ciento) y asalariada con contrato fijo (seis por ciento). Y la peor, tener un contrato eventual (0,9 por ciento).

Otro dato que se desprende del estudio es que quedarse embarazada hace a la mujer replantearse su vida profesional, por eso un 10 por ciento de las madres encuestadas consideró dejar su trabajo cuando decidió tener hijos, frente a un 12 por ciento que empezó a buscarlo, bien porque no tenía o bien para mejorar sus condiciones. Todas ellas apelaron a la búsqueda de estabilidad, mejor horario y mayor salario, según este orden.

Curiosidades por provincias

Mientras que las madrileñas son las mujeres que sienten antes el deseo de convertirse en madre, el reloj biológico de las catalanas funciona más tarde y consideran que tener 45 años no es un impedimento para tener hijos.

Aun así las catalanas, junto con las valencianas, son las primeras en expresar su deseo de tener hijos a su pareja, frente a las andaluzas, que esperan más tiempo, aunque son más tolerantes con tener hijos antes de los 18 años.

En cuanto a la situación laboral, las madrileñas son las más dispuestas a asumir cambios laborales relacionados con el embarazo. Los jefes más compresivos se sitúan en Andalucía y Galicia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.