Tabaco, un mal amigo del embarazo

Disminuir la cantidad de cigarrillos durante el embarazo no es suficiente. Un nuevo estudio ha mostrado cómo fumar sólo unos pocos cigarros al día puede tener también fatales consecuencias en la salud del bebé.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Tabaquismo

Un estudio elaborado por el Instituto para la Salud del Niño y el Desarrollo Humano de Maryland, Estados Unidos, ha medido los efectos del humo del tabaco en el peso del recién nacido de mujeres que fumaban menos de cinco cigarrillos al día, encontrando también efectos nocivos en la salud del bebé.

Los datos fueron obtenidos a partir del Proyecto de Abandono del Tabaco en el Embarazo, dirigido por los hospitales de tres estados norteamericanos entre 1987 y 1991 que registró a casi 1.600 embarazadas. Para comprobar los niveles de nicotina utilizaron cuestionarios a las mujeres del estudio y análisis de cotinina, un producto resultante de la transformación de la nicotina que se detecta en la orina.

La conclusión es que el único consejo efectivo para las embarazadas es que dejen de fumar completamente para que la salud de su futuro hijo sea lo más perecida posible a la del bebé de una no fumadora. Sus resultados han sido publicados en el American Journal of Epidemiology.

El equipo de investigadores comprobó que el disminuir la cantidad de cigarrillos a menos de cinco sólo mejoraba levemente la salud del bebé en aquellas mujeres que antes también fumaban menos de cinco cigarrillos. Además de bajo peso al nacer, el tabaco también se ha asociado a otros efectos como parto prematuro y el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.