Sólo uno de cada cuatro enfermos de EPOC saben que la padecen

La EPOC afecta hoy en España a uno de cada cinco varones mayores de 60 años y a un nueve por ciento de la población entre 40 y 70 años. Son datos recogidos por el Proyecto Aire, que ha querido evaluar la calidad de vida de los afectados por esta enfermedad. La EPOC incluye la bronquitis crónica, que llegan a padecer uno de cada dos o tres fumadores y el enfisema, que desarrollan uno de cada cinco o seis. El problema es que un 70 por ciento de los afectados desconocen que padecen la enfermedad. Y ello es debido a que muchos ignoran los síntomas, los cuales creen que son normales debido al hecho de fumar.

Estos síntomas son tos, expectoración, fatiga, disnea y dificultad para tolerar el ejercicio y su principal causa es el tabaco, que la produce en nueve de cada diez casos. Tradicionalmente está considerada una enfermedad de hombres, pero las mujeres españolas están tristemente alcanzando la igualdad con el hombre en este aspecto. Hoy, las españolas de entre 20 y 40 años son las más fumadoras de toda la Unión Europea y los expertos preven que dentro de veinte años sean ellas quienes sean mayoría en la lista de afectados por esta enfermedad.

Otro tópico a romper es que hay que fumar durante muchos años para tener una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Si bien es cierto que la mayoría de pacientes que desarrollan la enfermedad han fumado durante treinta años al menos un paquete diario, también se da en pacientes jóvenes. Es este carácter impredecible lo que hace que no fumar sea la principal arma de prevención.

Cómo empeora la EPOC la calidad de vida

“La EPOC es una enfermedad ligada al tabaco, y por tanto evitable, si conseguimos que la gente deje de fumar”, sentencia el doctor José Luis Viejo, coordinador de este estudio. La calidad de vida viene afectada de muchas formas, sobretodo por las exacerbaciones o agudizaciones de este problema, en las que, según el estudio, la calidad de vida empeora 10 puntos. “Si un no fumador pierde a partir de los 25 años una media de 25 centímetros cúbicos de capacidad pulmonar por año, los enfermos de EPOC llegan a perder hasta 100 centímetros cúbicos. Y eso hace que tengan que ser ingresados en sus diversos ataques, y que puedan necesitar en su futuro respiración asistida”, afirma este especialista.

La prueba para diagnosticar la EPOC es la espirometría, un sencillo test que cualquier doctor, incluso de medicina general, puede realizar y que consiste en una medición de la capacidad pulmonar y de los flujos del aire. En palabras del doctor Viejo, Jefe del Servicio de Neumología del Hospital General Yagüe de Burgos, “es una técnica sencilla que hecha de forma correcta aporta unos datos muy interesantes en el diagnóstico de EPOC”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.