Síndrome Premenstrual

Cerca de 800.000 mujeres es España ve alterado su día a día por el síndrome premenstrual (SPM), que en los casos más severos está considerado como una enfermedad mental. Los síntomas más comunes son molestias físicas como la sensibilidad mamaria, los dolores de cabeza, musculares y apetito excesivo, unidos a síntomas más emocionales como irritabilidad, ganas de llorar o la falta de energía.

Enfermedades y patologías relacionadas: Síndrome premenstrual, General

El Síndrome Premenstrual (SPM) es una afección de la que existen referencias desde hace más de 2.500 años. A pesar de considerarse algo común y conocido a nivel social, la propia mujer lo ha estado asumiendo como normal, y hasta hace relativamente poco tampoco la comunidad científica le ha dado su lugar.

El Equipo Daphne, con la colaboración de Bayer HealthCare ha querido dedicar la XII edición de su Seminario para Medios de Comunicación a este tema y profundizar en su definición, sintomatología, diagnóstico y tratamiento. Por primera vez también el Equipo Daphne ha presentado en este seminario la primera encuesta poblacional con base censal que sobre el tema se realiza en nuestro país y en Europa, y que ha sido realizada con el objetivo de conocer la dimensión de este Síndrome Premenstrual y la actitud de la mujer y el médico ante el mismo.

Síndrome Premenstrual

El Síndrome Premenstrual (SPM) es un trastorno recurrente del ciclo menstrual de la mujer constituido por una serie de síntomas físicos, psicológicos y de conducta con suficiente intensidad como para alterar en mayor o menor medida la vida de quienes lo padecen. Sus síntomas aparecen en la segunda fase del ciclo (fase lútea) y se alivia significativamente al aparecer la menstruación.

Son muchas las mujeres que lo sufren, en diferentes grados de intensidad. Según esto y el nivel de interferencia con el día a día se habla de diferentes grados. La forma más leve se da cuando las mujeres tan solo experimentan algunos de los síntomas y de forma no excesivamente acusada; en las formas moderadas a severas la sintomatología incapacita a la mujer para una actividad física, laboral, familiar, profesional o social normales; y la forma más grave, el denominado Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM), se caracteriza por un predominio de síntomas psicológicos y de la conducta y se encuentra incluido en la clasificación internacional de las enfermedades mentales.

En palabras del doctor José Luis Dueñas “a lo largo de los años esta sintomatología ha sido asumida como algo normal por parte de la mujer y con escaso interés por parte de la comunidad científica, que durante mucho tiempo ha abordado la salud de forma generalista. Hasta hace poco no se han empezado a reconocer las diferencias médicas que existen entre hombre y mujer, dando lugar en este caso concreto a una cierta trivialización del síndrome premenstrual”.

I Encuesta de SPM en España

La encuesta, realizada a 2.108 mujeres, muestra que la sintomatología asociada al SPM afecta en mayor o menor medida a cerca del 80 por ciento de las mujeres a lo largo de su vida, aunque el análisis de los datos se centran en la forma moderada o severa de esta afección que sufren 772.487 mujeres en España, por tener ésta un impacto significativo en la vida cotidiana de la mujer.

Sintomatología más frecuente e interferencia con la vida de la mujer

“El SPM presenta una sintomatología variada que en general incluye unos 80 síntomas (40 físicos y 40 psicológicos)”, afirma la doctora Isabel Serrano. Los más frecuentes que las mujeres reconocen en la encuesta son los síntomas físicos como sensibilidad mamaria, dolor de cabeza o muscular, retención de líquidos o aumento de peso, que se dan en un 45,7 por ciento de las mujeres en su forma moderada a severa, seguido por orden de frecuencia enojo/hostilidad/irritabilidad (29,2 por ciento), ganas de de llorar, estar sensible y sensibilidad al rechazo (24,7 por ciento), apetito excesivo y antojo de comida en (21,6 por ciento), y fatiga o falta de energía (21 por ciento) junto con la pérdida de interés en casa (7,1 por ciento), en el trabajo (6 por ciento) y en la vida social (5,6 por ciento), entre otros.

El grado de afectación de estos síntomas se considera de moderado a severo cuando impacta de forma directa en la calidad de vida de la mujer. En estos casos la sintomatología tiene una duración media de unos tres días al mes y las encuestadas reconocen que afecta a sus relaciones familiares en el 7,1 por ciento de los casos, a su vida social en el 5,6 por ciento y conlleva una pérdida de interés en el trabajo en el 6 por ciento. Dato este último, según afirma el doctor Ezequiel Pérez Campos, Presidente de la Fundación Española de Contracepción, “que tiene un gran impacto social ya que dependiendo de la gravedad de estos síntomas derivan en un importante absentismo escolar y laboral”.

Tratamiento del SPM

A pesar de este impacto en la vida social y personal de la mujer, por lo general esta sintomatología se asume como normal y la mujer no acude al médico. Incluso en las formas más severas de la patología, hasta un 75 por ciento de las mujeres, no consultan a su médico porque consideran que es normal, íntimo o por no haber pensado que pudiera tener solución. De las que acuden, según la encuesta, los tratamientos más utilizados para aliviar esta sintomatología son los anticonceptivos hormonales en el 57 por ciento de los casos, seguidos de analgésicos en un 53,3 por ciento y un 4,1 por ciento remedios caseros o naturales.

En palabras del Dr. Iñaki Lete, “durante muchos años el tratamiento de este síndrome ha estado en gran parte en manos de los psiquiatras. Sin embargo en la actualidad existen preparados hormonales adecuados que consiguen reducir el impacto y la gravedad de los síntomas que sufre la mujer en estos días sobre todo en sus formas moderadas”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.