Síndrome de la Visión por Ordenador

La sequedad y escozor de ojos, dolor de cabeza y espalda ya tiene un nombre Síndrome de la Visión por Ordenador, un problema que afecta a nueve de cada diez españoles que pasan sus ocho horas laborales delante de una pantalla. Habla el oftalmólogo.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Trabajar ocho horas delante del ordenador ya está pasando factura a la calidad de vida de muchos profesionales de oficina, como han advertido especialistas reunidos en un encuentro de Madrid.

Nuestros ojos “no están acostumbrados ni preparados para pasarse la mayor parte del día observando de cerca objetos como es el caso de la pantalla del ordenador”, recuerda el Dr. Javier Elizalde, oftalmólogo del Departamento de Vítreo-Retina del Centro de Oftalmología Barraquer.

Además, cuando se trabaja frente a un monitor durante varias horas, la velocidad del parpadeo disminuye considerablemente -de 12 pestañeos por minuto a dos- produciéndose la molesta sequedad ocular y otras molestias.

Para el doctor Elizalde “este sobreesfuerzo al que sometemos nuestros ojos para enfocar cortas distancias es el culpable de la irritación ocular, el lagrimeo, enrojecimiento de los ojos, dolor de cabeza y espalda, todos síntomas reunidos bajo el nombre de Síndrome de la Visión por Ordenador”.

Este molesto Síndrome ya alcanza a más del 85 por ciento de los trabajadores de oficinas -hombres y mujeres- en algún momento de su vida laboral. Y aunque “no reviste gravedad -no causa lesiones o deterioro de la visión- las molestias pueden perdurar durante mucho tiempo, si no se toman las medidas adecuada, haciendo la vida laboral bastante incómoda”, advierte el oftalmólogo.

¡No te rindas! Las molestias pueden desaparecer

Para paliar los efectos de este Síndrome el doctor Elizalde recomienda:

1. Utilizar una pantalla de ordenador que tenga una protección adecuada para tus ojos. El especialista aconseja utilizar filtros antirradiación en el monitor.

2. Trabajar a una distancia de 50 centímetros como mínimo de la pantalla y evitar los reflejos de luz sobre ella.

3. Optimizar las condiciones ambientales: la iluminación debe ser la adecuada, debe haber una humedad entre el 40 y el 65 por ciento, no debe haber excesivo aire acondicionado o calefacción porque “potencia la sequedad ocular” y debe haber ventilación suficiente de la sala.

4. Utilizar colirios lubricantes o lágrimas artificiales, en el caso que notemos sequedad en los ojos.

5. Apartar la vista de la pantalla cada hora de trabajo. ¡Toma nota!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.