SIDA: no bajar la guardia

Sanidad registró un 14 por ciento menos de casos nuevos de SIDA en España en el 2001, pero no hay que bajar la guardia. La transmisión sexual está cobrando importancia ya que esta vía de transmisión ya es responsable de casi el 40 por ciento de los nuevos contagios. Sanidad recomienda a quienes lleven a cabo conductas de riesgo, heterosexuales y homosexuales, que se hagan la prueba del VIH-SIDA. El uso de preservativo es la mejor forma de prevenirlo.

Enfermedades y patologías relacionadas: SIDA

Durante el pasado año se diagnosticaron en nuestro país 2.300 nuevos casos de SIDA, según el Ministerio de Sanidad y Consumo (MSC), un 14 por ciento menos que en el 2000. El dato muestra, según el MSC, que continúa disminuyendo la incidencia de la enfermedad en España, pese a que este freno ha disminuido en los últimos dos años.

Aunque los contagios entre adictos a drogas por compartir material de inyección continúan disminuyendo, no ocurre lo mismo con los contagios por relaciones homosexuales o heterosexuales, cuyos niveles se han estabilizado respecto al año 2000. Por ello, Sanidad ha llamado también a todas aquellas personas que llevan a cabo relaciones sexuales de riesgo, sin distinción de orientación sexual, a que se realicen la prueba del VIH. De cada tres casos nuevos en el 2001, uno había sido contraído por vía sexual y de todos ellos, la mitad desconocía su infección hasta que desarrollaron la enfermedad, por lo que no pudieron comenzar el tratamiento a tiempo para frenar su desarrollo ni adoptar las medidas necesarias para prevenir la transmisión.

Aunque descendieron los casos de transmisión madre-hijo en el 2001, todavía surgieron nuevos casos a pesar de que existen mecanismos para poder evitarlo, lo que evidencia también la necesidad de que toda mujer embarazada o que piense tener un hijo se haga la prueba del VIH.

Alerta sobre la prevención

Ocho de cada diez nuevos contagiados de VIH fueron hombres. La edad media de las personas afectadas ha ascendido de 28 a casi 39 años de edad. Pero los jóvenes no deben bajar la guardia, pues la enfermedad puede tardar hasta diez años en desarrollarse y se puede ser portador sin saberlo. Por ello se insta a todos a utilizar siempre preservativo en relaciones sexuales con parejas no estables y a hacerse la prueba del SIDA si se han llevado a cabo conductas de riesgo como relaciones sexuales sin preservativo con parejas no estables o sexualmente activas.

El mecanismo más frecuente de contagio sigue siendo el compartir material de inyección de drogas (un 52 por ciento de los casos). Las transmisión por relaciones sexuales sin preservativo asciende al 24 por ciento, pero adquiere especial relevancia en las mujeres, donde representa el 40 por ciento de los casos de contagio en este sexo. La tercera vía de contagio fueron las relaciones sexuales sin preservativo entre hombres, un 14 por ciento de todos los casos.

Los datos disponibles obligan a Sanidad a insistir sobre la necesidad de mantener la alerta en las medidas de prevención y en el uso del preservativo, como único método eficaz de prevención.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.