Seis de cada diez españoles se siente cansado o con sensación de fatiga en verano

El cambio de hábitos con la llegada de las vacaciones, la alteración de los horarios del sueño, el aumento de las temperaturas y el cansancio acumulado a lo largo del año son las principales razones de este agotamiento estacional.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Como explica la Dra. Carmen Valdés, presidenta de SEMERGEN-Madrid (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria) “cuando llega el periodo vacacional, las personas están extenuadas de toda la actividad del invierno. Además se produce una variación de los ciclos del sueño, y los hábitos alimenticios”.

Especialmente influyente en este estado de decaimiento es el aumento de las temperaturas, que produce relevantes efectos en el cansancio. El calor provoca que el cuerpo sude para refrescarse lo que produce un desgaste energético superior, así como una deshidratación del organismo. Por ello, esta experta señala que hidratarse bien es una efectiva herramienta para combatir la fatiga y el cansancio.

“Hidratarse es importantísimo para recuperar energías. Beber todos tipo de bebidas como zumos, refrescos, agua o bebidas isótonicas es una forma de hidratarnos y recuperar las energías perdidas -insiste Valdés-. Debemos aprovechar los alimentos típicos de la estación de verano como las frutas y hortalizas, y el consumo de ensaladas o gazpacho”.

Tensión arterial más baja

El calor también afecta determinantemente a la tensión, por ello la sensación de cansancio se incrementa durante esta época del año, al sufrir un descenso de las cifras tensionales provocada por las altas temperaturas.

Por ello, Valdés insiste en la necesidad de que aquellas personas que toman medicación para controlar la tensión no descuiden su tratamiento, ya que la relajación propia del verano puede inducir a error en los niveles óptimos. “Las personas hipertensas en los momentos más calurosos suelen sufrir un descensos en los niveles tensionales, pero no deben dejar de lado su medicación, sino ajustar las dosis sin renunciar al tratamiento”, advierte esta experta.

Según una encuesta de la empresa norteamericana Xango realizada a más de 1.900 personas, el ocho por ciento de los afectados por agotamiento en la época estival intenta combatir esta molesta sensación consumiendo complejos vitamínicos para suplir el cansancio y la pesadez.

La doctora Valdés, sin embargo, no los recomienda: “Los complejos vitamínicos no deberían estar indicados en la época veraniega; hay que consumir frutas y verduras del tiempo, evitar los fritos y recurrir a la dieta mediterránea como la mejor forma de combatir esta pesadez”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.