Seis de cada 10 niños no duerme lo suficiente

Canal: Pediatría

El 60 por ciento de los niños españoles no duerme las 10 horas recomendadas y, de ellos, el 30 por ciento tiene síntomas de somnolencia diurna, advierte el director del Instituto de Investigaciones del Sueño, el doctor Diego García Borreguero.

Enfermedades y patologías relacionadas: Insomnio, General

De este modo, este experto ha subrayado la importancia que cobra dormir las horas estipuladas durante la infancia, pues “el crecimiento del sistema nervioso depende de cuantas horas se duerma”. Además de que “no dormir lo suficiente” predispone a la diabetes y obesidad. “No dormir lo suficiente va a cobrar un precio”, ha advertido con motivo de la presentación del programa educativo I Have a Dream de Philips con el que se pretende impulsar buenos hábitos en este campo. .

Asimismo, durante la primera hora de sueño se produce el 60 por ciento de la secreción total de la hormona de crecimiento. En general, “el sueño juega un papel fundamental en muchas esferas del desarrollo infantil tales como la conducta, el rendimiento escolar y el crecimiento”, ha señalado.

Sin embargo, García Borreguero ha lamentado que, desde 1985 hasta la fecha, la hora de acostarse se ha retrasado unos 30 minutos. “Existe la tendencia creciente a que se acuesten cada vez más tarde”, ha remarcado.

En este sentido, el director del Instituto de Investigaciones del Sueño ha señalado que el 66 por ciento de los niños de entre 10 y 15 años deciden ellos mismos la hora a la que se van a dormir. En este fenómeno, ha dicho, juega un importante papel la exposición a la televisión por la noche, “que va a mandar una señal errónea al cerebro” y, de esta manera, el niño va a estar más tiempo en vigilia.

De este modo, al dormir menos horas, el niño, durante el día, está “más disperso”, aprende “peor”, lo que puede dar lugar al síndrome de déficit de atención. Además de que el niño está más “irritable” y cuenta con dificultades a la hora de relacionarse con los demás.

Por ello, este experto ha subrayado la importancia de que, desde pequeños, establezcan unas rutinas “que favorezcan el sueño”, ya que dormir mal durante la infancia “predispone a los trastornos del sueño” en la vida adulta. “Las alteraciones del sueño son frecuentes en la edad infantil y,a diferencia de lo que ocurre en el adulto, afectan también y de manera intensa a la calidad de vida de su entorno familiar”, ha insistido.

Importancia de la luz

Unos buenos hábitos de higiene del sueño pasan por utilizar la luz natural siempre que sea posible, apagar las luces que no sean necesarias e intentar no recibir luz en los ojos directamente. A este respecto, este experto ha asegurado que la importancia que juega la luz a la hora de fomentar el sueño “está menos explorada” pese a que existe más documentación científica.

En este sentido, ha puesto como ejemplo a padres que acuden a la consulta explicando que sus hijos padecen el síndrome de fase de sueño retrasada, al acostarse a las 3 ó 4 de la mañana. Entonces, la primera medida que establecen los profesionales es la de colocarles unas gafas oscuras y exponerles a luces a “determinada distancia” por las mañanas.

Se trata de que el organismo reciba luz a primera hora de la mañana y oscuridad por la noche, pues la secreción de melatonina, sustancia liberada en el cerebro en condiciones de oscuridad, fomenta el sueño. “Jugando con la luz y oscuridad se adecua el sueño de los niños”, ha insistido.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.