Se presenta la primera guía práctica de actuación en sobrepeso y obesidad

La Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) ha impulsado y elaborado, con la colaboración de GSK, la primera Guía práctica de actuación en sobrepeso y obesidad desde la farmacia comunitaria, realizada en España por y para farmacéuticos comunitarios.

Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad

De este modo, un total de 34 farmacéuticos comunitarios de toda España, miembros del Grupo de Nutrición de SEFAC, han concebido esta guía práctica “con la que poder resolver de forma efectiva y segura los problemas en el campo nutricional y sobrepeso que reciben las farmacias”, indica Jesús Gómez, vicepresidente de SEFAC y uno de los coordinadores del documento.

En concreto, la guía está orientada a ayudar al farmacéutico en la detección, seguimiento y control del sobrepeso y la obesidad en personas adultas con un índice de masa corporal (IMC) entre 25 y 40 (con o sin factores de riesgo asociados) y también en aquellos pacientes cuyo IMC sea menor de 25, pero que sí presentan algún factor de riesgo.

Asimismo, los protocolos establecidos en esta guía abarcan los dos niveles posibles de intervención farmacéutica: farmacológica (dispensación, posible indicación farmacéutica de medicamentos que no precisan receta y seguimiento farmacoterapéutico) y no farmacológica, en la que se indican posibles cambios conductuales a sugerir al paciente, así como otras recomendaciones generales asociadas a la nutrición.

Además, la guía incluye una práctica imagen, consistente en un triángulo similar a la clásica pirámide alimenticia, formada por cinco niveles de complejidad (en función de distintos IMC) con las correctas pautas a seguir en función de cada uno de ellos.

Según recuerda Gómez, otra de las ventajas de esta guía, además de señalar las técnicas y habilidades a seguir para detectar posibles casos de sobrepeso en la farmacia, es “ofrecer recomendaciones nutricionales específicas según existan otras patologías con incidencia en el sobrepeso”.

Así, el farmacéutico comunitario podrá apoyarse en este documento para asesorar de forma pormenorizada a aquel paciente que, además de tener un IMC elevado, padezca otras patologías como hipertensión arterial, dislipemias, diabetes mellitus y otros trastornos de la conducta alimentaria. En definitiva, una guía que aporta “diferentes visiones y actuaciones en función de los distintos tipos de pacientes”, añade Isabel Ruiz, coordinadora también de la guía.

Esta guía, de la que se han editado 4.000 ejemplares, también incluye una hoja de registro base que permita al farmacéutico un mejor control y seguimiento del paciente, en la que se pueden registrar datos como la edad y sexo del paciente, el motivo de la consulta, una breve historia sobre patologías previas a la consulta (con posible incidencia en el sobrepeso), patologías concomitantes, tipo de actuación y otras muchas variables.

Más allá de su utilidad para el farmacéutico comunitario, SEFAC espera que esta guía pueda servir de base para llegar a acuerdos con otras sociedades científicas y profesionales, al ser el primer documento que fija un marco común de actuación de la farmacia comunitaria en el campo nutricional y del sobrepeso.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.