Se buscan donantes de cerebro

La donación de cerebros es fundamental para poder estudiar las consecuencias de las enfermedades neurodegenerativas sobre el tejido humano. Necesitan principalmente cerebros de enfermos de Parkinson.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alzhéimer, Parkinson, General

El banco de Tejidos de la Fundación Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (CIEN), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad a través del Instituto de Salud Carlos III, necesita que aumente la donación de cerebros, principalmente de afectados por la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad Parkinson, estos últimos especialmente difíciles de obtener.

La donación de cerebros es fundamental para poder estudiar las consecuencias de las enfermedades neurodegenerativas sobre el tejido humano. Desde la organización destacan que son “clave” y, por tanto, es “imprescindible” que aumenten las donaciones para avanzar en su investigación.

Este llamamiento no es el primero, desde el año 2007 han visto como se han ido incrementado estas donaciones hasta llegar a los 167 cerebros con los que cuenta a día de hoy, de los que 57 han sido donados en 2011 –lo que representa un incremento del 30 por ciento respecto al ejercicio 2010– y 40 han sido donados desde comienzo de año.

Aproximadamente, por tipo de patología, el 54 por ciento de las donaciones actuales son de enfermedad de Alzheimer, en torno a un 10 por ciento de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), aproximadamente el 9 por ciento a demencia frontotemporal, y un 7 por ciento a Enfermedad de Parkinson o demencia con cuerpos de Lewy.

Según datos ofrecidos por el neuropatólogo de la Fundación CIEN y director del BT-CIEN, el doctor Alberto Rábano, “el crecimiento observado en el primer semestre de 2012 puede predecir un incremento sostenido en los próximos años”. El aumento en el número de donaciones se ha producido especialmente a partir de 2010 y, sobre todo, en 2011, donde ha creció la actividad de consulta, debido a la colaboración del BT-CIEN con otros bancos de carácter autonómico.

Aún así, Rábano ha destacado la importancia de que aumente el número de donaciones “para facilitar la viabilidad de proyectos de investigación que ayuden a avanzar en el conocimiento de las enfermedades neurodegenerativas”.

Por comunidades el 63 por ciento de las donaciones proceden de la Comunidad de Madrid, principal ámbito de actuación del BT-CIEN, el 23 por ciento de la Región de Murcia, y el 14 por ciento restante se reparte entre el resto de comunidades españolas que no disponen de un Banco de tejidos Neurológicos propio.

En juego el avance de la investigación

La investigación de las enfermedades complejas humanas como el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas relacionadas, no se basa únicamente en la creación de modelos parciales de la enfermedad como los que se desarrollan ‘in vitro’ o mediante el diseño de animales de experimentación transgénicos.

Por ello, la donación de cerebros es fundamental para poder estudiar las consecuencias de la enfermedad misma sobre el tejido humano, las cuales sirven además como contraste fundamental de los hallazgos experimentales. De hecho, de ellos depende el avance de la investigación.

“Uno de los objetivos primordiales de las investigaciones se centran en reconocer los cambios que se producen progresivamente en el cerebro de los individuos antes de que las enfermedades neurodegenerativas se manifiesten plenamente”, por lo que señalan se “hace muy necesario” contar con todo tipo de donantes de cerebro.

Estas son algunas de las conclusiones a las que se ha llegado este miércoles dentro de la I Jornada de Puertas Abiertas de la Fundación CIEN, donde se ha destacado también la colaboración que desarrolla con más de 30 de centros de investigación españoles e internacionales.

El BT-CIEN promueve el estudio de enfermedades neurológicas mediante el diagnóstico especializado y apoya la investigación neurocientífica en España. Para ello, su ámbito de actuación se centra en la recogida, procesamiento y almacenamiento de cerebros, sangre, líquido cefalorraquídeo y otros tejidos que hayan sido cedidos voluntariamente en vida.

Durante el encuentro han recordado que millones de personas que padecen alguna enfermedad neurológica crónica “pueden disfrutar hoy de una vida más digna gracias a los descubrimientos científicos realizados con material procedente de los bancos de cerebros”.

Además, desarrolla el diagnóstico especializado, incluyendo tanto el neuropatológico (realizado tras la autopsia cerebral post-mortem) como el genético en muestras de sangre, líquido cefalorraquídeo, piel, etc.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.