Satisfechos con nuestras relaciones sexuales

Más del 80 por ciento de la población española afirma sentirse muy o bastante satisfecha con sus relaciones sexuales. Así lo manifiestan el 88 por ciento de los hombres frente al 84 por ciento de las mujeres, aunque son los varones quienes señalan que les gustaría tener relaciones sexuales con más frecuencia, según la primera Encuesta nacional sobre salud sexual elaborada por el Ministerio de Sanidad y Política Social.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Según los resultados de la encuesta, más del 80 por ciento de los encuestados opina que la sexualidad es necesaria para el equilibrio personal. Esta opinión es ampliamente respaldada, tanto por hombres (87 por ciento) como por mujeres (78 por ciento), especialmente en el tramo de edad que va de los 25 a los 54 años.

Este resultado resalta la idea de que la sexualidad es considerada por la población general como un aspecto central de la vida. En este sentido, el 77 por ciento de los hombres y el 62 por ciento de la mujeres manifiesta que es muy o bastante importante en su vida.

Entre los motivos por los que la gente mantiene relaciones sexuales, amar y ser amado es el mayoritario, en especial para las mujeres (45,5 por ciento) frente al 32 por ciento de los hombres.

Asimismo, sólo un 25 por ciento de las mujeres y los hombres se han sentido alguna vez preocupados por su vida sexual, pero se diferencian en los motivos de preocupación. Los hombres señalan la falta de pareja y de experiencia sexual, mientras que para las mujeres son la pérdida del deseo sexual, la falta de experiencia y el miedo al embarazo.

Sobre el inicio de las relaciones sexuales, la encuesta revela que, globalmente, los hombres inician sus relaciones sexuales completas más temprano que las mujeres. Así, la edad media para los varones se sitúa en los 17 y 18 años, seguido del tramo de edad entre los 15 y 16 años. En el caso de las mujeres, también se inician mayoritariamente entre los 17 y 18 años, aunque la segunda edad de inicio es más tardía que en los hombres: entre los 21 y 25 años.

Cuando se observa el inicio de las relaciones en las diferentes generaciones se aprecia cómo la edad de inicio se ha ido adelantando, especialmente en las mujeres, siendo en el grupo de los más jóvenes, donde las semejanzas son mayores entre chicos y chicas, ya que casi el 100 por cien inician sus relaciones sexuales antes de los 20 años en ambos sexos. Por el contrario, en el grupo de las mujeres mayores de 65 años, más del 60 por ciento comenzaron sus relaciones después de los 20 años.

Sin embargo, hay diferencias significativas entre hombres y mujeres en el inicio de las relaciones sexuales con una pareja estable u ocasional. Mientras que en el 85,6 por ciento de las mujeres sus primeras relaciones son con su pareja estable, ese porcentaje sólo es del 46 por ciento en los hombres. Asimismo, de forma mayoritaria, las primeras relaciones sexuales en ambos colectivos están relacionadas con besos y caricias (para el 87 por ciento de los hombres y el 89 por ciento de las mujeres).

Falta información

Las mujeres son las que demandan más información en líneas generales, sobre todo en temas de anticoncepción (62 por ciento), prevención de infecciones de transmisión sexual (52 por ciento) y relaciones sentimentales. Por su parte, los hombres están más preocupados por las infecciones (56 por ciento), aunque le siguen los métodos anticonceptivos (53 por ciento) y, a partes iguales, los problemas sexuales y afectivos (38 por ciento).

Además, existen otros aspectos sobre los que la población también demanda información como son las maneras de obtener y dar placer (30,5 por ciento la demandan hombres y 30 por ciento mujeres), y la violencia y abusos sexuales, que es solicitada por el 12,5 por ciento de los hombres y el 17 por ciento de las mujeres.

En cuanto a la principal fuente de información, y preferida por los encuestados, se encuentran los progenitores, después el profesorado, seguido del personal sanitario y los amigos. En líneas generales, el 72 por ciento de los hombres y 68 por ciento de las mujeres considera que la información que recibe es buena o muy buena.

Asimismo, del total de personas encuestadas el 60 por ciento han declarado haber recurrido a los profesionales para resolver sus problemas sexuales, principalmente de la sanidad pública.

El 70 por ciento se protege

En lo referente al uso de métodos de prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS) y embarazos, hay que destacar que cerca del 40 por ciento del total de los encuestados señala que no usó ningún tipo de protección en su primera relación sexual para prevenir un embarazo. El 25 por ciento de los que no utilizó método alguno lo hizo por no ser necesario debido al tipo de práctica.

Entre los métodos de prevención más utilizados destaca el preservativo masculino -que el más empleado para el 90 por ciento de las personas consultadas-, tanto en las parejas estables como en las ocasionales, aunque en las parejas estables su uso es más frecuente para prevenir embarazos que ITS.

En el caso de las parejas ocasionales, el 22 por ciento de los hombres y el 19 por ciento de las mujeres dice no haber utilizado método alguno para prevenir infecciones como el VIH o la hepatitis.

En el caso de las parejas estables, casi el 70 por ciento de los jóvenes afirma utilizar siempre protección para evitar un embarazo y alrededor del siete por ciento nunca la utiliza. Además, menos del dos por ciento de las jóvenes manifiesta usar la anticoncepción de urgencia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.