Salud sexual y juguetes eróticos

Eva Moreno nos presenta su último libro Mujeres, juguetes y confidencias, publicado por Planeta. En este libro, ha recogido las vivencias de reuniones de Tapersex y describe de forma desenfadada y jovial la práctica del uso de juguetes sexuales en las relaciones sexuales. Hemos aprovechado para preguntarle sobre las aplicaciones terapéuticas que tienen y su estrecha relación con la salud, tanto sexual como general.

¿Qué contiene tu último libro?

En este segundo libro, Mujeres, juguetes y confidencias he recogido las vivencias, experiencias y emociones que suceden durante una reunión Tapersex. A través de ocho personajes que representan el tipo de mujeres que pueden venir a una reunión: de diferentes edades, profesiones y momentos vitales.

El 95 por ciento de las reuniones Tapersex están organizadas por mujeres. Pero no están limitadas sólo a ellas. Las asesoras van allá donde se las invita. Pueden haber también reuniones sólo de hombres, mixtas, de colectivos homosexuales… En definitiva, no hay ningún tipo de limitación para las reuniones Tapersex.

¿Tienen aplicaciones terapéuticas los juguetes sexuales?

Todos los juguetes tienen una aplicación lúdica y otra terapéutica. En el caso de las bolas chinas, por ejemplo, fortalecen el suelo pélvico colocadas en la vagina. El músculo pubo-coccígeo sujeta la vejiga urinaria. Si no está fuerte este músculo, pueden aparecer problemas de incontinencia urinaria. Todas las mujeres a lo largo de los años acabamos padeciendo este problema, ya sea por embarazo y parto, como por otros problemas. Las bolas chinas ayudan a la recuperación.

Los ginecólogos y comadronas cada vez lo recomiendan más a las mujeres que han tenido hijos, y también a las que los van a tener, como prevención, ya que dan elasticidad. Además, ayudan a reducir la episiotomía, que es esa incisión quirúrgica realizada en el periné para agrandar la apertura vaginal justo en el momento que nace el bebé. La episiotomía conlleva puntos y provoca una dolorosa recuperación.

Las bola chinas estimulan también las paredes vaginales y, como terapia, son muy recomendables para las mujeres con falta de deseo sexual. Colocadas antes de una relación sexual provocan una pre-estimulación que puede ayudar mucho en la posterior relación. Las bolas chinas también ayudan a la lubricación.

¿Existen aún tabúes y mitos respecto a los juguetes sexuales?

Se habla mucho de sexo, de juguetes, etc., pero con mucho desconocimiento. Esto sucede antes de una reunión Tapersex. En las películas pornográficas vemos utilizar los juguetes no siempre con su uso más correcto o adecuado, y esto puede provocar confusión.

Hay muchos mitos con todos los juguetes. Es cierto que funcionan y dan placer, pero hay que utilizarlos correctamente, en su justa medida. También hay muchos tabúes provocados por la desinformación y el desconocimiento. Se habla mal de ciertas prácticas; hay muchos más prejuicios con la cuestión sexual que con otras cuestiones del mundo que son bastante más preocupantes, como la guerra o el hambre.

Al parecer, todo el mundo se siente capacitado a juzgar las prácticas sexuales de los demás. La educación sexual no está reglada en su totalidad, y nadie enseña rigurosamente cómo practicar el sexo; en el colegio se enseña anatomía, pero no emociones. Es de vital importancia la comunicación entre la pareja para evitar tabúes.

¿Qué cabida tienen los juguetes sexuales en parejas consolidadas?

Uno de los principales problemas que viven las parejas consolidadas de nuestro tiempo es la rutina. La rutina provoca una reducción de deseo y emoción. El juguete erótico pone un punto de improvisación e imaginación en la relación. Hoy en día vivimos en una dinámica tan estresante que relegamos la vida sexual al último estadio. La dejamos para el último momento de la noche, y nos cuesta algún esfuerzo si estamos cansados. Incluso sólo con pensar en la planificación de una relación sexual con algún juguete erótico de por medio ya nos estimulamos. No hay que tener una sexualidad finalista que sólo busque el orgasmo, no hay que olvidarse del placer.

¿Provocan adicción los juguetes eróticos?

Los juguetes eróticos no tienen un especial riesgo de adicción. Debemos evitar la inseguridad masculina ante el juguete erótico. El juguete no gustará más a la pareja que el propio hombre, eso es producto de la inseguridad. Si el juguete gusta más a hombre o a mujer que la pareja, es que hay algún problema más que solucionar.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.