Salud en el trabajo

Este dato proviene de una encuesta realizada por el Área de Medicina del Trabajo del Grupo SGS durante los años 2001 y 2002 y que no se ha presentado hasta ahora, en el marco del IV Congreso Español de Medicina y Enfermería del Trabajo, celebrado recientemente. Dicha encuesta, realizada con la colaboración de más de 3.000 trabajadores, entre hombres y mujeres, aporta datos como que la salud de los trabajadores de empresas pequeñas es peor o que los hombres empleados en el sector industrial tienen más achaques que los que lo están en el sector servicios.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Así, más concretamente, de esta encuesta realizada sobre trabajadores sanos se desprenden como datos destacados que los jóvenes muestran un peor estado de salud, ya que el 15,2 por ciento de los que tienen entre 18 y 25 años tienen al menos un aspecto de su salud alterado, frente al 6,41 por ciento de los de 55 a 64 años. Por otro lado, sobresale el hecho de que los trabajadores varones de empresas del sector industrial presentan 2,4 veces más alteraciones que los que trabajan en el sector servicios.

El tamaño de la empresa también influye en la salud del empleado, de tal manera que los trabajadores de pequeñas empresas (de 1 a 25 personas) tienen 1,71 veces más riesgo de presentar alteraciones de salud que los que trabajan en empresas grandes (más de 250 empleados). A estos datos debe añadirse el detalle de que las mujeres trabajadoras muestran una salud física mejor que los hombres, y es que sólo el 9,28 por ciento de ellas, frente al 14,29 por ciento de ellos, muestra algún parámetro alterado a este respecto.

Salud física, mental, social y general

Para la obtención de los datos se utilizó el llamado cuestionario SF36, aunque en una adaptación para España. Éste valora ocho parámetros de salud agrupados en cuatro apartados: salud física, salud mental, salud social y salud general. En concreto, lo respondieron voluntariamente 3.915 trabajadores, 65 por ciento mujeres y 35 por ciento hombres, aunque en principio se hizo llegar a más de 10.000 empleados de 239 empresas de Catalunya, Madrid y Valencia.

Cuestionarios como éste permiten medir la percepción del trabajador sobre su estado de salud física, psíquica y social. Tal y como se expone desde el grupo responsable de la encuesta, ésta debería facilitar una aproximación al nivel de salud de los trabajadores en aquellos casos en los que no se realizan sistemáticamente reconocimientos médicos y aprovechando la ventaja de que es un método de recogida de información relativamente fácil y económico. En otros casos, puede utilizarse como un complemento a los exámenes de salud rutinarios de los trabajadores.

Sin embargo, debe decirse que este tipo de cuestionario todavía tiene limitaciones, ya que originariamente no fue diseñado para medir la salud de trabajadores españoles. El SF36 se formuló, en principio, para valorar el estado de salud percibido de los pacientes después de algún tipo de intervención médica, y por tanto sus preguntas no están pensadas para el uso en población activa y potencialmente sana.

Además, en el test el periodo de referencia para muchos de los aspectos de salud física es relativamente corto (últimas cuatro semanas), por lo que podría estar más relacionado con procesos agudos extra-laborales que con alteraciones y exposiciones crónicas de origen laboral.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.