Ropa especial para la dermatitis

La dermatitis atópica es una reacción inflamatoria de la piel que está proliferando en los países desarrollados, alertan los dermatólogos. ¿Las causas de este incremento? Parte de los científicos apuntan hacia la teoría higienista, aquella que defiende que el exceso de protección -mediante antibióticos y vacunas- está impidiendo que el organismo pueda crear defensas naturales contra una patología como esta. Habla la doctora Esther Serra, especialista en el departamento de dermatología del Hospital de Sant Pau.

Enfermedades y patologías relacionadas: Dermatitis

La dermatitis atópica es una reacción inflamatoria de la piel que cada vez es más común en los países desarrollados, como alertan los dermatólogos. ¿Las causas de este incremento? Parte de los científicos apuntan hacia la teoría de la higiene, que también explicaría el aumento de alergias al que asistimos.

Dicha teoría, apunta a que nuestro exceso de protección -con numerosos antibióticos y vacunas- hace que nuestro sistema inmune ya no tenga que actuar tanto contra infecciones naturales, por lo que acaba actuando contra elementos que en principio no son agresivos para nuestro organismo.

También “una limpieza excesiva de la piel, con productos inadecuados, podría estar siendo perjudicial, sobre todo en el caso de los más pequeños”, advierte la doctora Esther Serra, del departamento de dermatología del Hospital de Sant Pau.

De cualquier modo, se trata de “una enfermedad en algunos casos aguda o crónica, que puede comenzar en los primeros meses de vida del bebé o darse en la fase adulta”, detalla la doctora. El factor común siempre es “el picor intenso, el engrosamiento de la piel y las heridas por rascado que son frecuentes durante los brotes de la enfermedad”, añade.

Una ropa que mima tu piel

Aunque existen tratamientos farmacológicos “muy efectivos”, recuerda esta especialista, los pacientes también deben seguir unas pautas de comportamienta pra mejorar el estado de su piel.

Principalmente, “cuidar especialmente la ropa y los productos cosméticos y de higiene que utilicen”, destaca la especialista.

“Según qué prendas usemos puede agravarse la sensación de picor y potenciar el rascado, como sucede con el algodón, un tejido altamente irritante”, advierte la doctora Serra. En ese sentido, “se han estudiado nuevos tejidos a base de seda, donde se ha eliminado el alérgeno, que permiten evitar el rascado y mejorar la situación de la patología”, afirma.

Consciente de cómo afecta este problema a la calidad de vida de los afectados por dermatitis, la empresa Genové ha creado una línea de ropa especial para ellos, Dermasilk. Son prendas de seda cien por cien natural, libres de tintes y con revestimiento antimicrobios. Tejidos específicamente indicado para pieles sensibles y, muy especialmente, para el tratamiento de la dermatitis atópica y otras afecciones cutáneas como neurodermitis, eczema de contacto, tratamiento de heridas, acné, micosis.

Este tipo de productos son “un buen complemento a los tratamientos médicos actuales y un gran alivio para los pacientes”, aplaude la doctora Serra.

Por otro lado, esta dermatóloga también aconseja utilizar lociones hidratantes y jabones no irritantes que nos ayuden a mantener esa barrera protectora natural que tiene nuestra piel. “Algunos especialistas recomiendan los productos de avena y aloe vera, porque son calmantes y cicatrizantes, aunque hasta la fecha no hay estudios científicos que lo confirmen”, reconoce la doctora Serra.

“Sería conveniente utilizar productos que incluyesen sustancias equivalentes a las que posee nuestra piel de manera natural, como son las ceramidas y con ácidos grasos”, recomienda la dermatóloga.

De padres a hijos

La aparición del eczema atópico “no tiene una única causa”, reconoce esta especialista del hospital barcelonés. Por un lado, “interviene la herencia familiar, es decir, si los padres tienen eczema atópico, hay un 60 por ciento de posibilidades de que los hijos también lo sufran”. Pero además, “existen factores desencadenantes de los brotes, como es el caso de ciertos alimentos (cacahuetes, huevos y pescado, entre otros), los ácaros del polvo y agentes microbianos alergizantes”, detalla la doctora Serra.

Otros factores que pueden agravar los síntomas del eczema son “la falta de hidratación de la piel, frecuente en invierno, el estrés nervioso y el uso de tejidos de ropa inadecuados pueden provocar o agravar brotes de dermatitis atópica”, concluye esta dermatóloga.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.