Ronquidos y apnea del sueño, un binomio peligroso para tu corazón

Los ronquidos a veces van acompañados de interrupciones de la respiración superiores a diez segundos que suponen una insuficiente oxigenación para el organismo, también denominada síndrome de la apnea obstructiva del sueño. Evitar la obesidad y el consumo de alcohol y tranquilizantes en las horas previas al sueño, y dormir de lado son consejos básicos para prevenir esta patología que afecta a más de un millón de españoles, como alerta la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), y que puede implicar complicaciones cardiacas posteriores.

Enfermedades y patologías relacionadas: Apnea del sueño

El Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es un problema que sufre más de un millón de españoles y sólo uno de cada diez de ellos está recibiendo tratamiento. Afecta a hombres y mujeres de cualquier rango de edad “aunque predominan los varones de edad media, con obesidad o sobrepeso y anomalías anatómicas que interfieren en la permeabilidad de las vías aéreas”, detalla un estudio sobre Diagnóstico y Tratamiento del SAOS, publicado en la web de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Así, es frecuente que “una esposa acuda con su marido, de 48 años y con exceso de peso, al médico, aquejada de unos estruendosos e intermitentes ronquidos y de su excesiva tendencia al sueño durante el día, cuando realmente esconde un caso de SAOS”, detallan los científicos responsables del estudio.

Y es que, “tras unos aparentes ronquidos durante el sueño, causados por el descolgamiento y la vibración del velo del paladar, se puede esconder un caso más grave de apnea del sueño”, como alerta el doctor Fernández-Bujarrabal, especialista en enfermedades respiratorias en el Hospital La Paz de Madrid. Por tanto, como remarca este especialista, “roncar no es sinónimo de haber dormido bien y quien lo hace puede sufrir una hipertrofia del velo del paladar que puede conducir a interrupciones de la respiración superiores a diez segundos hasta llegar a sumar, en algunos individuos, hasta dos o tres horas de inadecuada oxigenación en una noche”, alerta el doctor Fernández-Bujarrabal.

La apnea del sueño puede producir complicaciones neuropsicológicas y cardiorrespiratorias. Así, los pacientes con SAOS sufren un grado variable de hipersomnia, es de decir, somnolencia, que en los casos más graves pueden conducir a un sueño durante el día incontrolable. Por otro lado, las interrupciones en la respiración durante el sueño conducen a episodios de hipoxemia (poca concentración de oxígeno en la sangre) e hipercapnia (exceso de dióxido de carbono) que, unidas a las fluctuaciones de la presión sanguínea constantes, pueden conducir a anomalías cardiacas y repiratorias, tanto durante la noche como en el resto del día.

Prevenir y curar la apnea del sueño

Actualmente, para prevenir los ronquidos y, por tanto, las apneas del sueño, el doctor Fernández-Bujarrabal aconseja mantenerse en un peso adecuado, evitar la obesidad y el consumo de alcohol y tranquilizantes en horas previas al sueño, y dormir de lado. Este especialista aconseja, además, la Presión Positiva Continua (CPAC), una técnica que consiste en una mascarilla nasal que se coloca al paciente durante noche y que, al mantener la presión positiva continua, impide el desarrollo de las apneas.

Una vez se ha diagnosticado el SAOS, dependiendo de la severidad de los síntomas clínicos, se seguirán unas pautas que comprenden: medidas de higiene del sueño y dietéticas, fármacos activos sobre el control de la respiración y CPAC durante la noche. El objetivo de todo ello es que nuestro organismo tenga la oxigenación que necesita y que desaparezcan los molestos ronquidos para siempre.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.