Retrasar el inicio del tratamiento del VIH

Los institutos nacionales de salud norteamericanos han establecido nuevas pautas para el tratamiento de la infección provocada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las nuevas pautas sobre el uso de fármacos antivirales prevén comenzar la terapia en la última etapa de la evolución de la infección en los pacientes que no presentan síntomas, ya que así se reducirían los efectos adversos que estos fármacos pueden producir.

Enfermedades y patologías relacionadas: SIDA

Según estas nuevas recomendaciones, publicadas al margen de la VIII Conferencia Anual sobre retrovirus que se celebra en Chicago (EEUU), los pacientes deberían empezar el tratamiento sólo después de que se detectaran altos niveles del virus en la sangre y bajos niveles de glóbulos blancos. El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, explica que este cambio en las pautas del tratamiento se debe a la preocupación por la toxicidad de estos fármacos, ya que ahora se sabe que, posiblemente, los pacientes infectados por VIH deban tomar fármacos antivirales de manera permanente.

Cuando estas pautas se establecieron por primera vez, se esperaba que el tratamiento antiviral fuera sólo temporal y que estos fármacos acabaran con el virus en los pacientes infectados, por eso no existía mucha preocupación por los efectos tóxicos que pudieran tener. Los estudios actuales muestran que estos fármacos no pueden erradicar el virus, si bien es cierto que lo mantienen controlado.

Uno de los autores del informe, el doctor John Bartlett, de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore) recuerda que es necesaria una “asiduidad extraordinaria a los medicamentos antivirales para mantener el control de la replicación del VIH”. Este uso prolongado de los fármacos antivirales puede provocar efectos secundarios en los pacientes y aumentar el riesgo de algunas enfermedades (hipercolesterolemia, problemas coronarios,…), además es posible que acaben desarrollando resistencias que inutilicen el uso de los mismos.

Estas pautas tienen en cuenta que todavía no se tienen los datos necesarios para hacer recomendaciones definitivas sobre el mejor momento para comenzar el tratamiento. Según los expertos, estos cambios en las pautas de tratamiento afectan solamente a los pacientes infectados por VIH que no presentan síntomas de la enfermedad. Para los pacientes sintomáticos, que pueden incluir toda una variedad de infecciones oportunistas y otros signos, las recomendaciones no han cambiado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.