Recupérate tras los excesos navideños

Si estas Navidades te han traído unos kilos de más, aquí tienes 12 consejos que te ayudarán a recuperar la figura y establecer hábitos saludables.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Cada año nos proponemos controlar los excesos durante el periodo navideño pero cada año también sucumbimos a la tentación y cometemos excesos de comida y de bebida. Y es que las celebraciones no ayudan: en diciembre se nos acumulan compromisos como comidas y cenas de trabajo, almuerzos con amigos, celebraciones familiares, etc… que nos apartan de nuestra alimentación diaria cambiando los alimentos que ingerimos día a día y añadiendo otro tipo de alimentos típicos navideños, siendo además frecuente el que cometamos ciertos excesos en cantidades, y que bebamos más alcohol del que estamos acostumbrados.

Conforme van pasando los días, las celebraciones y fiestas pasan factura y nos vamos dando cuenta de la acumulación indeseada de kilos de más debido a los excesos. Para deshacernos de ellos, lo primero que se debe hacer es un estudio corporal para elaborar un plan personalizado e individual (ya que no todos somos iguales). Este estudio previo no sólo servirá para crear pautas para recuperarnos tras la Navidad sino que será de gran ayuda para obtener datos fiables sobre la composición óptima de nuestro organismo de grasa, músculo y demás componentes, informan desde la Clínica Planas.

Tras el estudio, se diseñará una dieta equilibrada, sana y variada que aporte los nutrientes y los alimentos necesarios para cada organismo, en las cantidades y proporciones adecuadas. El objetivo no es otro que aprender a comer de manera sana y racional, e introducir de forma moderada y progresiva en nuestros hábitos de conducta, la práctica del ejercicio físico.

El éxito del tratamiento dependerá en gran medida del seguimiento y de las pautas seguidas por el paciente, siempre con el apoyo médico, por lo que deberá acudir periódicamente a la clínica para evaluar los resultados.

Tips ganadores

A la hora de recuperarnos tras las fiestas es importante incorporar estos pequeños trucos o consejos que ayudarán a la consecución del objetivo final. Además, estos tips favorecerán la adquisición de nuevos hábitos saludables y que la pérdida de peso no se quede en un propósito más de año nuevo.

La Clínica Planas propone las pautas a seguir:

1. Realiza algo de ejercicio físico. Simplemente con caminar 1 hora al día lo mas rápido que podamos sin que nos cueste trabajo andar, sería lo mínimo y un buen comienzo.

2. Procura aportar 3 comidas al día y 2 tentempiés a media mañana y a media tarde.

3. Desayuna infusiones, té o café (con o sin leche y mejor desnatada) y un vaso de zumo preferiblemente de frutas de temporada (las naranjas y mandarinas son óptimas). Deberemos aportar también en el desayuno una tostada de pan integral con 2 lonchas de pavo, jamón, atún en aceite de oliva, jamón york.

4. Si tenemos la costumbre de no desayunar y comer algo a media mañana, tomar una “pulgita” con jamón ibérico, jamón york o pavo; un zumo y agua.

5. Procura comer tres veces al día un aporte de proteínas ya que es de lo único que no hacemos reservas. El pavo, el jamón ibérico o york o el atún serán buenos aliados en el desayuno, mientras que el pollo nos aportará proteínas en el almuerzo y el pescado en la cena.

6. Aprovecha las verduras de temporada que en invierno son la lechuga, la escarola, las endivias, las alcachofas, etc…

7. Apuesta por los caldos porque llenan y drenan. Es la mejor época y la que más apetece y debemos cocinarlos con las hortalizas y verduras de temporada (apio, berzas, puerros, escarolas, coliflor).

8. Si te gustan las ensaladas, que sean de muchos colores (lechugas varias, escarola, espinacas, etc…) y aderezadas con aceite de oliva virgen, un poco de sal y vinagre. Un truco: prepara la vinagreta en un recipiente separado y después aliña la ensalada, verás que tiras menos cantidad.

9. Hazte fan de los zumos (una receta: licua manzana, limón, 4 zanahorias y ponle un poco de aceite de oliva virgen prensado en frío) y combínalos con fruta como las granadas, las mandarinas, las manzanas, las naranjas, el membrillo, las peras, las uvas… son los mejores antioxidantes y nos aportan una gran variedad de vitaminas y nutrientes.

10. Huye de la bollería industrial, de las grasas saturadas que son sólidas a temperatura ambiente, excepto del aceite de palma o de coco y de las grasas de origen animal, vegetal o trans (presenten en manteca vegetal, margarinas, algunas galletas o algunos postres).

11. Pasa de leyendas y legumbrízate. Cocina unas lentejas con verduras, garbanzos con espinacas, saltea o hazte una ensalada de legumbres y ponle de todo un poco. Eso sí, la vinagreta siempre aparte.

12. Modérate. Toma una copita de vino en la comida y otra en la cena; come pan integral; y la carne roja no más de 1 vez cada 15 días.

13. Imprescindible beber y cocinar con agua mineral embotellada. El esfuerzo vale la pena. No escatimes y bebe e hidrátate suficiente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.