Pruebas a realizar si sospechas que tienes alzhéimer

Canal: Cerebro, Mayores

La primera valoración del alzhéimer la suele hacer el médico de familia o atención primaria.

Fotolia_29564562_Subscription_Monthly_M_cortada
Enfermedades y patologías relacionadas: Alzhéimer

La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia a cualquier edad. La sospecha inicial viene dada por una alteración en la memoria reciente que advertimos porque el paciente está muy reiterativo, formulando las mismas preguntas, como si no nos hubiera escuchado. Ésta es la forma de presentación más frecuente aunque, según María Sagrario Manzano, neuróloga del Hospital Infanta Cristina y miembro del comité científico de kNOW Alzheimer, existen otras variantes que afectan más al lenguaje y/o a las capacidades de ‘rastreo visual’.

Si estamos en uno de estos casos, la Dra. Manzano recomienda que lo primero es consultar al médico de familia o atención primaria que hará una valoración inicial y solicitará la analítica básica con perfil tiroideo, vitamina B12, ácido fólico y serología de sífilis (en aquellas zonas donde sea prevalente) para tratar de descartar causas potencialmente reversibles.

Después se solicitará la valoración de un neurólogo, geriatra o psiquiatra. En este nivel se podrán efectuar exploraciones cognitivas un poco más amplias, según la disponibilidad de tiempo, y pruebas de imagen cerebral como una TAC o una resonancia magnética así como una SPECT cerebral.

En caso de dudas diagnósticas, casos de inicio muy juvenil o casos familiares, entre otros, se podrá optar en algunos ámbitos a una valoración por especialistas en Neurología de la Conducta, que podrán acceder a un arsenal diagnóstico más detallado para llegar a conclusiones en pacientes complicados. Se podrán realizar consejos genéticos en casos familiares y posibilidad de determinaciones genéticas. En unidades más especializadas, se podrán realizar punciones lumbares con determinación de biomarcadores, imágenes de función cerebral como PET, etc., a fin de lograr una mejor aproximación.

El problema radica cuando el paciente carece de conciencia del problema y nos encontramos con un rechazo frontal de acudir a los médicos a pesar de la insistencia de los familiares. En ocasiones, según la doctora Manzano, este dilema se solventa comunicando al paciente que va a someterse a una revisión rutinaria, sin especificar que se trata de una valoración de su memoria. El hecho de que el paciente logre empatía con el primer especialista con el que contacta es crucial para garantizar el seguimiento clínico, y eso depende enteramente del médico.

En casos extremos se produce una valoración domiciliaria, no articulada actualmente desde los servicios públicos de salud.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.