Prueba definitiva para un fármaco contra la diabetes

El fármaco estimula la regeneración de las células productoras de insulina en el páncreas y ha tenido excelentes resultados en sus pruebas en animales. Ahora se quiere determinar su seguridad y eficacia en el tratamiento de los dos tipos de diabetes en humanos.

Enfermedades y patologías relacionadas: Diabetes

En Estados Unidos han comenzado los ensayos clínicos en humanos de un nuevo fármaco para el tratamiento de la diabetes mellitus, que actúa en el origen de la enfermedad, estimulando la regeneración de las células productoras de insulina en el páncreas.

Según el doctor Aaron I. Vinik, director del Instituto Strelitz para la Diabetes que lo ha desarrollado, “tras el éxito de las pruebas con animales nos sentimos muy excitados de que se inicien los ensayos clínicos en humanos”.

Las fases 1 y 2 del estudio se encargarán de determinar su seguridad en pacientes con ambos tipos de diabetes y evaluará su efecto administrando una o varias dosis. Si estas dos fases que ahora han comenzado tienen éxito, se dará paso a la fase 3, en la que se evaluaría hasta qué punto es eficaz como tratamiento clínico.

El doctor Vinik, junto al doctor Lawrence Rosemberg de la Universidad McGill de Montreal, ha trabajado en la regeneración de estas células desde que en 1980 ambos descubrieron, cuando eran estudiantes, que se podía inducir el desarrollo de nuevas células en un hámster en el que habían reproducido una insuficiencia en el páncreas. Su búsqueda continuó por separado hasta que en 1997 anunciaron que habían descubierto una proteína a la que atribuyeron la función de regenerar las células productoras de insulina y otras hormonas importantes del páncreas.

Su descubrimiento fue patentado y licenciado por ambos investigadores y vendido a la farmacéutica GMP. “Creemos que este fármaco significa un importante nuevo enfoque en el tratamiento de la diabetes mellitus”, afirma el doctor Bart Chernow, presidente del laboratorio, “como endocrinólogo que ha visto sufrir a muchos pacientes con diabetes, tengo esperanza de que este tratamiento pruebe su seguridad y eficacia y pueda ayudarles”.

En su experiencia con hámsters, no han encontrado complicaciones constatando una anulación de la enfermedad cuando el fármaco se administra en una dosis adecuada en un periodo de tiempo suficiente. La gran ventaja de este tratamiento es que hace que el cuerpo del paciente se autoregenere, volviendo a funcionar con normalidad, por lo que es una alternativa mejor a los trasplantes de células productoras de insulina.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.