Proponen incluir test del VIH en los análisis de sangre rutinarios

Incluir chequeos serológicos como parte de los análisis de sangre rutinarios que se piden desde las consultas de Atención Primaria podría ser "una buena medida para normalizar esta prueba", opina el coordinador de Apoyo Positivo, Jorge Garrido, cuya asociación ha organizado en Madrid, con la colaboración de CESIDA y Abbott, la jornada titulada ¿Cómo es vivir con el VIH?.

Tanto los médicos de cabecera como los hospitales “deberían ofrecer a los pacientes hacerse el test de VIH para normalizar el uso de estas pruebas, que son como cualquier otra que se realiza para comprobar cualquier otro parámetro”, ha señalado Garrido.

A su juicio, incluir el chequeo serológico como parte de los análisis de sangre rutinarios podría ser “una buena medida, una medida efectiva” para tener controlada la presencia del VIH en toda la población.

Además, considera que esta medida ayudaría a “tratar al VIH con normalidad, como lo que es, un tema de salud, y no estigmatizarlo o relacionarlo sólo con determinados colectivos”.

El estigma es, precisamente, lo que lleva a muchas personas a no realizarse la prueba del VIH, un test que dura unos 20 minutos y que permitiría realizar un diagnóstico precoz y evitar nuevas infecciones.

¿Han amentado las infecciones de VIH entre jóvenes?

En este sentido, Garrido recuerda que, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, correspondientes a 2009, el 12,4 por ciento de los nuevos diagnósticos de VIH corresponden a hombres jóvenes -menores de 25 años- que mantienen relaciones con otros hombres.

“Uno de cada 10 hombres que mantienen relaciones con hombres está infectado por el VIH y en 30 por ciento desconoce su situación serológica”, destaca el coordinador de Apoyo Positivo, quien ve “preocupante” el aumento de infecciones registrado en este colectivo.

Cree que esta circunstancia se debe a que, por la mayor concienciación sobre el VIH que tiene el colectivo homosexual, son quienes con más frecuencia se realizan el test del VIH.

No obstante, señala, “el aumento de infecciones entre jóvenes homosexuales podría reflejar lo que ocurre, en realidad, con todos los jóvenes”.

Dice que los jóvenes cada vez se preocupan menos de protegerse frente a posibles infecciones de transmisión sexual, a pesar de que la información sobre los riesgos está disponible por múltiples vías.

Una mala gestión de la información

Garrido considera que el problema es que existe “una mala gestión de esa información y que la educación sexual debería siempre ir acompañada por educación afectiva en los centros educativos, con la que enseñar a los jóvenes que tienen que cuidarse a ellos mismos”.

También opina que son insuficientes las campañas de sensibilización dirigidas a determinados colectivos. También son necesarias iniciativas dirigidas a la población general para que se conciencien de que el VIH “es un problema de salud que puede afectar a todos”.

Apoyo Positivo ha realizado esta jornada, la primera de puestas abiertas que se celebra sobre VIH en Madrid, en el marco de su campaña Más apoyo, cuyo objetivo es informar a la población sobre la importancia de someterse al test del VIH para el diagnóstico precoz.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.