Primeros días sin tabaco, los peores

Después de dejar de fumar, los primeros días son los peores. ¿Seguro? En realidad son de los más importantes de tu vida: aquellos en los que te apartaste de este hábito tan nocivo. Te damos una serie de consejos para ayudarte a vencer al tabaco.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Tabaquismo

CONSEJOS SOBRE ALIMENTACIÓN:

- Toma comidas sencillas. Evita los fritos, carnes muy sazonadas o comidas fuertemente condimentadas.

- Elimina durante estos días la ingestión de café y alcohol.

- Bebe abundantes zumos de fruta, a ser posible naturales, especialmente aquellos que sean ricos en vitamina C (naranja, pomelo, limón…).

- No olvides, además, tomar un mínimo de dos vasos de agua media hora antes de las comidas principales.

- Procura comer alimentos ricos en vitamina B (cereales: germen de trigo, levadura de cerveza…)

- Si te levantas con tiempo suficiente podrás tomar un desayuno nutritivo que te ayudará a fortalecer y calmar tus nervios.

- Ya conoces los alimentos y bebidas que estimulan tus deseos de fumar, evítalos al principio.

- Evita igualmente un estómago demasiado lleno que sin duda te adormecerá a ti y a tu autocontrol.

CONSEJOS SOBRE HÁBITOS:

POR LA MANAÑA:

- Ducha tibia terminada con agua fría.

- Bebe agua y zumos de fruta.

- Procura tomarte el tiempo suficiente para desayunar adecuadamente.

DESPUÉS DE LAS COMIDAS:

- No te sientes en el sillón favorito.

- Lávate inmediatamente los dientes.

ROMPE TU RUTINA GENERAL:

- Empieza a utilizar tus pulmones.

- HAZ EJERCICIO. Empieza a practicar un nuevo deporte (tenis, gimnasia, natación…).

- Lo que puedas hacer andando, hazlo. Pasea por el parque más próximo, intenta ir al trabajo a pie o en transporte público, evita el ascensor…

- Mantén tus manos ocupadas durante el tiempo libre. Empieza a realizar aquellas actividades para las que nunca tuviste tiempo (puzzles, bricolaje, tocar un instrumento…).

- Procura que las actividades en tu tiempo libre sean reparadoras y relajantes.

- Añade espontaneidad, novedad y diversión a tu rutina diaria.

CUANDO ESTÉS MUY NERVIOSO

- Mantén en tus manos objetos distintos al cigarrillo (bolígrafo, anillo, pulsera, muñeco relajante…)

- Respira profundamente y luego intenta sentarte por algunos instantes en la posición más cómoda posible.

- Si es posible, dúchate o toma un baño.

- Procura situarte en lugares lo más limpios posible de humo de tabaco.

DURANTE EL DÍA:

- Lee y medita de vez en cuando tu lista de motivos para dejar de fumar.

Recuerda que estás APRENDIENDO un nuevo hábito y que, como aprender otras muchas cosas, los comienzos siempre son difíciles. Por lo tanto, si en algún momento tu autocontrol te falla y te conduce a fumar un cigarrillo, recuerda que los niños pequeños, antes de aprender a andar caen muchas veces al suelo. Lo importante es levantarse y volverlo a intentar. No olvides que perder una batalla no significa perder la guerra, ahora bien, para ganar la guerra hay que ir ganando las batallas diariamente.

(Información de la Campaña Vida sin Tabaco que cuenta con el apoyo, entre otros, de la Fundación Española del Corazón (FEC) promovida por la Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Pulmón (RESPIRA), parte de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).)

¿Quieres dejar de fumar? Te echamos una mano con test y consejos

Vivir sin tabaco…morir con él (I)

Vivir sin tabaco…morir con él (II)

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.