Primer transplante renal a una niña de menos de cinco kilos

El barcelonés Hospital Universitario de la Vall d´Hebron ha anunciado que hace un mes realizó con éxito un transplante a una niña de ocho meses y 4,9 kilos de peso, la primera intervención de este tipo en Europa. Según los responsables del hospital, hoy la niña presenta una función renal normal y un buen estado de salud.

Enfermedades y patologías relacionadas: Insuficiencia renal

El Hospital Universitario Vall d´Hebron, en Barcelona, ha vuelto a demostrar su calidad de centro de referencia en transplantes renales a nivel europeo, al anunciar que hace un mes realizó con éxito un transplante renal a un bebé de ocho meses y menos de cinco kilos de peso.

Según el portavoz del Servicio de Nefrología del Hospital Materno-Infantil de dicho hospital, el doctor Ángel Vila, la niña intervenida se encuentra “perfectamente y ya pesa 6,7 kilos”.

Esta es la primera vez en Europa que se realiza una intervención de este tipo a un paciente de tan bajo peso. Para este tipo de pacientes infantiles con enfermedad renal congénita, el transplante es la única solución posible para poder mantenerse con vida y poder disfrutar de un desarrollo físico normal. Antes de la intervención, la niña sufría un trastorno renal congénito que le provoca una grave pérdida de proteínas a través de su riñón, lo que le impedía crecer según su edad. Con ocho meses, el bebé pesaba 4,9 kilos, “cuando lo normal es a estas edades pesar entre 9 y 10 kilos”, narra el doctor Vila.

La dificultad de este tipo de intervención consiste en las dimensiones lógicamente muy reducidas de los vasos sanguíneos y las vías urinarias tanto del receptor como del donante. Por ello, la sutura de estas estructuras requiere una técnica muy depurada.

El próximo paso

Tras esta intervención, el equipo médico del Hospital Vall d´Hebrón espera realizar antes del verano la misma operación a un lactante de siete meses que también tiene un trastorno renal. Según el doctor Vila, esta intervención se realizará “lo más pronto posible” cuando “haya un donante apropiado”. Para realizar este tipo de intervenciones a niños de tan corta edad es necesario un donante de entre cuatro y seis años, por la imposibilidad de colocar un injerto de un órgano de adulto. En el caso de la niña intervenida, el donante fue un niño de año y medio de edad.

El transplante fue dirigido por los doctores Juan Antonio Martín y Enric Murio. Por su parte, el servicio de Nefrología Pediátrica y Hemodiálisis de este hospital, dirigido por el doctor Lluís Callís Bracons, y el equipo de nefrólogos pediátricos encabezado por el doctor Joan Morote, empezaron a realizar transplantes renales pediátricos en la década de los 80. Y desde entonces en este centro se ha intervenido a 224 niños y niñas de diversas edades.

Sólo en Catalunya hay registrados más de 100.000 niños que necesitan un transplante renal, lo que dimensiona la importancia del éxito de esta intervención.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.