Primer bebé nacido de una madre sin ovarios en España

Una mujer de 31 años sin ovarios ha dado a luz a un bebé después de someterse a un autotrasplante de tejido ovárico, en una operación pionera que se ha llevado a cabo con éxito en el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues (Barcelona).

Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer, General

Un equipo multidisciplinar del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, liderado por el Dr. Justo Callejo, jefe clínico del Servicio de Ginecología y Obstetricia, presenta hoy el caso de un bebé nacido de una paciente fecundada con éxito después de haberle reimplantado tejido ovárico que le pudieron extraer antes de extirparle los ovarios, afectados por una tumoración.

El caso es el de una mujer de 31 años a quien se le diagnosticó hace diez años una tumoración en los dos ovarios que requirió su extirpación. Durante la intervención, se obtuvo una pequeña porción de tejido ovárico sano y se criopreservó – es decir, se congeló y se almacenó– de acuerdo con el protocolo de preservación de la fertilidad para pacientes oncológicas vigente en el Hospital desde el año 2001.

El tejido ovárico se mantuvo en el Banc de Sang i Teixits durante 10 años hasta que en junio de 2011 la paciente manifiesta su deseo de ser madre y se procede a hacerle un autotrasplante de tejido ovárico. La intervención consistió en realizar dos pequeños ojales, uno en cada lado del útero y en un lugar cercano a la ubicación natural de los ovarios, y se llenaron estos “bolsillos” con los fragmentos de tejido ovárico descongelado de la paciente. Los profesionales de Sant Joan de Déu aplicaron esta técnica, que ya han realizado otros grupos en el mundo, pero con la novedad de incorporar al tejido unos factores de crecimiento que se extrajeron y se prepararon a partir de la sangre de la paciente con el objetivo de favorecer la revascularización de este tejido.

Cuatro meses después del autotrasplante, en octubre de 2011, la mujer ya presentaba de manera espontánea signos de actividad ovárica – tensión mamaria, flujo vaginal, etc. – y sus niveles hormonales eran los propios de una mujer de su edad. Al mes siguiente tuvo su primera menstruación espontánea en 10 años. Los profesionales del servicio de Ginecología iniciaron entonces el proceso de estimulación ovárica a través de un protocolo parecido al que se sigue en un ciclo de fecundación in vitro. En el primer intento se obtiene un embrión que se transfiere a la cavidad uterina y a las dos semanas la ecografía confirma el embarazo. En julio de 2012, a las 39 semanas de gestación, nace, a través de cesárea, Lucas, un niño sano de 3.500 gramos de peso.

El trasplante de tejido ovárico es una técnica incipiente de la cual ya se tienen resultados preliminares. Lo que hace realmente especial y único el caso presentado hoy es:

– El segundo caso en el mundo realizado en una mujer sin ovarios y primero en España

– Se utiliza por primera vez una variante para mejorar la técnica del implante.

Programa de trasplante de tejido ovárico

El Hospital Sant Joan de Déu Barcelona es pionero en la puesta en marcha del programa de trasplante de tejido ovárico para la preservación de la fertilidad.

En los últimos años, los nuevos tratamientos de quimioterapia y radioterapia han permitido aumentar considerablemente la supervivencia de las mujeres jóvenes y niñas que padecen un cáncer –alrededor de un 80% de casos- pero en muchas ocasiones ha provocado la pérdida de la función ovárica y ha puesto en peligro su capacidad reproductiva.

Para paliar esta situación, los profesionales del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona extraen a estas pacientes ovocitos o tejido ovárico, en función de la edad y de la urgencia que requiere el tratamiento oncológico, antes de que reciban la quimioterapia, los congelan y los guardan. Si la mujer tiene pareja, también existe la posibilidad de fecundar estos ovocitos y congelar embriones.

La criopreservación – congelación y almacenaje- de gametos – ovocitos y espermatozoides-; de embriones (ovocitos fecundados) y tejido ovárico constituye la base del programa de preservación de la fertilidad para las pacientes que deben ser sometidas a un tratamiento oncológico.

En concreto, la criopreservación de tejido ovárico presenta las siguientes ventajas respecto a la congelación de ovocitos o embriones:

1. Se puede aplicar en niñas y adolescentes, en las que no está indicada la estimulación ovárica.

2. Se puede aplicar en niñas, adolescentes y en pacientes adultas en las que no se puede diferir el inicio del tratamiento oncológico.

3. No es necesario que la paciente tenga pareja.

4. Es compatible con la criopreservación de gametos y de embriones de manera que potencia las posibilidades de preservar la fertilidad de la paciente.

Actualmente el programa de Preservación de la Fertilidad del Hospital Sant Joan de Déu ha atendido a más de 250 mujeres de entre 6 y 38 años.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.