Prevenir el dolor en la zona lumbar

El dolor lumbar es uno de los síntomas más frecuentes que padece el ser humano a lo largo de su vida. Según un estudio dado a conocer por el Insitut Universitari Dexeus, hasta un 90 por ciento de los ciudadanos de los países industrializados padecen lumbago alguna vez en su vida.

Enfermedades y patologías relacionadas: Dolor, Lumbalgia, Dolor de espalda, Dolor crónico

Las causas de la lumbalgia son múltiples. Factores laborales, posturales, factores relacionados con la actividad física que desarrolla la persona y factores psicológicos van a ser decisivos en la aparición de las molestias. Estos elementos, junto a la frecuencia con que la columna lumbar sufre alteraciones, explican el elevado porcentaje de personas que padecen lumbago. Las personas de edad comprendida entre 30 y 50 años, y el sexo masculino en general, tienen una mayor tendencia a sufrir lumbalgia.

Hay que recordar que nuestra columna lumbar precisa de unos cuidados que con frecuencia se olvidan. Así, determinadas posturas, cuando son prolongadas y/o inadecuadas, pueden originar dolor por una sobrecarga de los músculos lumbares, como sucede por ejemplo con el conductor que permanece varias horas sentado en una postura y asiento incorrectos. Lo mismo ocurre con determinadas actividades laborales como cargar pesos, jardinería o trabajos del hogar, ya que requieren agacharse con frecuencia o hacer esfuerzos físicos mientras la columna permanece en una posición forzada. También es conocido que, tanto el sedentarismo excesivo como la práctica deportiva sin un entrenamiento adecuado pueden producir lumbago.

Consejos para prevenir el lumbago

La Sociedad Española de Reumatología proporciona una serie de consejos que ayudan a prevenir el dolor lumbar si aún no se padece o a disminuirlo si ya se ya producido:

-Hábitos posturales durante el sueño: Es fundamental conservar una postura correcta. Lo más aconsejable es dormir de lado y con las piernas encogidas. También es una buena postura, dormir boca arriba con las piernas flexionadas. En cualquier caso no es aconsejable dormir boca abajo, ya que origina un aumento de la lordosis lumbar y una torsión forzada del cuello.

-Características de la cama y del colchón: El colchón debe tener una consistencia firme. Un somier con barras transversales de madera proporciona un buen soporte para el colchón.

-Profesión y actividad laboral: los conductores de camión o autobus, secretarias, personas que cargan grandes pesos, etc., están expuestas a la aparición de este problema. Para estos colectivos se recomienda que el asiento tenga un apoyo para la zona lumbar (cojín, pequeña almohada). La espalda debe estar recta y apoyada sobre el respaldo. Es imprescindible levantarse cada dos horas y realizar algún ejercicio de estiramiento de la musculatura lumbar. Si se levantan pesos, hay que saber que es necesario doblar las rodillas antes de hacerlo. No debe nunca hacerse inclinando el tronco hacia adelante, sin flexión de las piernas.

-Tiempo de ocio: Poseer una musculatura lumbar fuerte puede ayudar a mantener la columna lumbar de forma correcta y sin sufrir dolor. La práctica de algunos deportes sin el entrenamiento necesario sí puede ser causa de lumbalgia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.