¡Prepárate para las alergias primaverales!

Picores, ojos llorosos, nariz irritada, estornudos constantes... Con la llegada de la primavera, la polinización de las plantas comienza a hacer estragos en las personas más sensibles. Aunque este año, los más alérgicos están de suerte ya que el frío del pasado invierno ha reducido el nivel de polen en el ambiente, informa la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias

Durante el comienzo de esta primavera se ha reducido el número de pacientes alérgicos que han visitado las consultas médicas, así como la venta de antihistamínicos respecto al año pasado, detalla el doctor Javier Subiza, presidente del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

El elevado frío invernal ha disminuido las concentraciones de pólenes de ciprés, las causantes de las primeras alergias primaverales cada año, sobre todo en Cataluña, Aragón, Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía.

Los alérgicos al polen de las gramíneas, el que más afecta a los españoles según indica el alergólogo, también verán disminuir los síntomas de la alergia respecto a otros años. A causa de las escasas lluvias registradas entre los meses de octubre y enero, la concentración de este tipo de polen será inferior en los próximos meses respecto al 2004, tranquilizan los alergólogos.

No obstante, el doctor Subiza advierte que en los próximos días se producirá la polinización del plátano, árbol presente en la mayoría de las grandes ciudades y que afecta hasta finales de abril, aumentando los síntomas de alergia entre las personas más sensibilizadas. Además, como afirma este especialista, las concentraciones de polen en España varían geográficamente, afectando en mayor medida a las ciudades del interior de la península.

Consejos para las personas alérgicas al polen

Frente a la llegada de las alergias primaverales, la SEAIC recomienda “no salir a la calle los días de mucho viento, conducir con las ventanillas subidas y usar gafas de sol para proteger los ojos, entre otras medidas preventivas”. Para los alergólogos de la SEAIC, una vez se manifiestan los síntomas de la alergia, recomiendan ponerse en manos de un especialista para recibir un tratamiento. En este sentido, “la inmunoterapia es el tratamiento más efectivo para los pacientes con problemas alérgicos de gran intensidad”. Los expertos en alergología manifiestan que aunque la vacuna no cura al cien por cien, “modifica la evolución natural de la patología mejorando la calidad de vida de las personas sensibles a los pólenes primaverales, así como a los ácaros, epitelios de animales y hongos”.

Actualmente, la inmunoterapia consiste en una inyección por vía subcutánea de cantidades gradualmente crecientes a base de extracto alergénico “responsable”, para disminuir los síntomas del paciente. Para que sean efectivas, el doctor Tomás Chivarro, presidente electo y miembro del Comité de Inmunoterapia de la SEAIC, recomienda seguir el tratamiento de tres a cinco años, el tiempo suficiente para obtener unos “resultados óptimos”.

Otro tipo de vacunas es la sublingual, un tipo de tratamiento recomendado especialmente “para pacientes con síntomas de rinitis, conjuntivitis y/o asma ocasionado por pólenes o ácaros de polvo doméstico”, informa el presidente de la SEAIC. Esta nueva variante de inmunoterapia “facilita la adhesión al tratamiento y se ha convertido en una alternativa a la vía de administración clásica”, concluye el doctor Chivarro.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.