Precauciones sanitarias si viajas a Oceanía

Si has decidido viajar a algún punto de Oceanía lo ideal es que acudas a alguno de los Centros de Vacunación Internacional disponible en tu provincia donde te informarán de los posibles riesgos para tu salud y te vacunarán, según el país que visites y de acuerdo a las características de tu viaje (duración, tipo, zona concreta donde residirás, etc.) o personales (edad, sexo, etc.). Para saber dónde se ubican puedes dirigirte al Ministerio de Sanidad y Consumo.

Enfermedades y patologías relacionadas: Hepatitis, Malaria

Dependiendo del lugar exacto que visites, deberás extremar más las precauciones a seguir. Australia y Nueva Zelanda son zonas bastante seguras, siempre y cuando habites en ciudades y no en territorios interiores. En cambio, en las diversas islas, deberás tener mucho más cuidado. Conviene respetar una serie de normas generales relativas al consumo de alimentos (bien cocinados, cuidado con frutas y verduras, conocer la procedencia del alimento y no fiarse de su aspecto) y de higiene personal. Es recomendable beber agua embotellada, en especial en Samoa y Tuvalu.

Es recomendable que poseas el Certificado Internacional de Vacunación que podrás conseguir en los Centros de Vacunación Internacional, aunque no es necesario para entrar en los diversos estados. Sólo te exigirán un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla si accedes a cualquier punto del continente desde un país infectado (entre los que España no se encuentra). Existe riesgo de paludismo en Papua y Nueva Guinea y en Salomón durante todo el año. Se ha notificado la existencia de cepas de Plasmodium falciparum muy resistentes a los antibióticos. El paludismo o malaria es una enfermedad muy extendida en los países tropicales, grave y que puede llegar ser mortal. Se transmite por la picadura de un mosquito y en la actualidad no existe una vacuna eficaz. Por este motivo hay que combinar la quimioprofilaxis (si tomas este medicamento deberás seguir haciéndolo cuatro semanas después de haber abondonado el país infectado) y la prevención de picaduras. Lo mejor para evitar a los mosquitos es no salir en lo posible por la noche, usar ropas de manga larga y de colores oscuros y emplear cremas que repelan a los mosquitos; escoger un lugar seguro para pasar la noche, cerrar las ventanas, usar mosquiteras y rociar la habitación con insecticidas. La hepatitis B es una enfermedad bastante usual en las islas pero no en Australia y Nueva Zelanda. La vacuna se recomienda a los viajeros que vayan a permanecer más de 6 meses o viajen con frecuencia, a los trabajadores sanitarios, a los adictos a drogas por vía parenteral y cuando se prevean relaciones sexuales con la población local. También es aconsejable la vacunación contra el tétano.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.