¿Por qué cada vez hay más niños con asma?

El asma infantil aumentó en España en los últimos diez años entre un dos y un tres por ciento debido al exceso de higiene y la contaminación atmosférica, y se sitúa ya alrededor del 10 por ciento de los niños y hasta el 50 por ciento de los menores de tres años experimenta al menos un episodio de sibilancias.

Enfermedades y patologías relacionadas: Asma

El exceso de higiene puede “impedir el contacto del recién nacido y del lactante con antígenos que estimulen su sistema inmunológico”, y que la contaminación atmosférica por partículas diesel aumenta “la capacidad de producir alergia de los alérgenos que circulan por el aire”, explicó el doctor Marcel Ibero, presidente de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP) durante la celebración de la III Jornada Nacional de Asma Infantil, organizada por SEICAP y por la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP), en colaboración con Merck Sharp & Dohme. La disminución de la prevalencia del asma pasa entonces por “reducir la contaminación atmosférica”, argumentó el presidente de SEICAP.

Durante la jornada, también se presento la Guía Española para el Manejo del Asma que describe la clasificación de los distintos tipos de asma infantil, y que permitirá -a juicio del especialista- “catalogar desde los primeros síntomas al menor, lo que revertirá en un diagnóstico correcto y un tratamiento específico para cada niño”.

Según el Dr. Ibero, “la correcta clasificación de un niño dentro de un fenotipo determinará cuál es la terapia más adecuada”. El especialista explicó que “los niños asmáticos pueden catalogarse en distintos modelos o fenotipos: sibilantes transitorios, el asma remite entre los cuatro y seis años; sibilantes no atópicos, el asma remite entre los nueve y 11 años; y sibilantes atópicos, son alérgicos y requieren un tratamiento antialérgico específico para no terminar sufriendo asma de adultos”.

“Cuando se puede clasificar a un niño como sibilante transitorio sabemos que este niño dejará espontáneamente de tener problemas”, explicó el doctor Ibero. “Esto puede ser muy importante para no sobretratar a estos niños, es decir, no dar un exceso de tratamiento a un niño que se va a curar por sí solo”, afirmó.

Y al contrario, los niños que no se van a curar por sí solos “se tienen que catalogar a tiempo para poder establecer el tratamiento necesario para que mejore, siendo el mínimo y más adecuado para cada niño”.

Otros de los temas que se trataron en la jornada fue el papel de los virus en el asma y el Plan Integral del Manejo del Asma en Pediatría. El doctor Eduardo González Pérez-Yarza, presidente de SENP, afirmó que “no hay que conformarse con que un niño asmático esté bien mientras está supervisado por sus padres, sino también el resto del tiempo, como en la escuela; hay que lograr que el niño lleve una vida lo más normal e integrada posible”.

El Dr. Pérez-Yarza aseguró que “España cuenta con una importante ventaja con respecto al resto de Europa: la existencia de pediatras en Atención Primaria y de especialistas en Alergia y en Neumología pediátricas”, ya que “los pediatras y los especialistas pediátricos controlan el asma infantil a un nivel mayor que el resto de Europa. Las tasas del control integral son superiores a nuestros referentes europeos”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.