¡Por fin un aire más libre de tabaco!

Hasta la llegada de la Ley Antitabaco, en España morían 6.200 fumadores pasivos al año, a causa de enfermedades coronarias y cáncer de pulmón consecuencia directa de respirar el humo de tabaco en centros de trabajo, bares y restaurantes, discotecas y en el propio hogar. Con la entrada en vigor de la normativa, el 1 de enero de 2006, a día de hoy contamos con menor presencia de nicotina en el ambiente y de otras sustancias nocivas propias del tabaco, como constata un estudio promovido por la Agencia de Salud Pública de Barcelona, con el apoyo del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Tabaquismo

Concretamente los bares y restaurantes donde está prohibido fumar han registrado una mayor disminución de nicotina en el ambiente (casi 84 por ciento de reducción en el aire), seguidos de las empresas privadas (82 por ciento), Universidades (68,4 por ciento) y dependencias de la Administración Pública (60 por ciento).

Sin embargo, también en los bares y restaurantes -de menos de 100 metros cuadrados- es donde donde se ha observado una menor disminución de nicotina (sólo un 30 por ciento de disminución), según estudio.

Desgraciadamente, en las discotecas y pubs no se ha notado demasiado cambio en la concentración de sustancias tóxicas del tabaco, según datos del estudio.

El informe de la Agencia se ha realizado en ocho comunidades autónomas (Baleares, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, La Rioja y Madrid) en el último trimestre del 2005 -antes de la aplicación de la Ley Antitabaco y se repitió en los mismos establecimientos entre marzo y abril de 2006. Concretamente se ha analizado la presencia de nicotina en el ambiente de 114 dependencias de la Administración, 47 centros universitarios, 200 empresas privadas y 133 locales de hostelería.

Este estudio demuestra que hemos dado un pequeño paso adelante contra el tabaquismo pasivo, pero todavía queda mucho por hacer. Y uno de los principales frentes de combate es también el hogar, actualmente la principal fuente de exposición a las sustancias nocivas del tabaco, sin contar los lugares donde se puede fumar. Si usted es fumador, procure consumir tabaco en un lugar alejado del resto de la familia, sobre todo si convive con niños. Y comience a plantearse alejar de su vida el tabaco, por la salud de su cuerpo y mente.

Un aire sin tabaco, todo beneficios

Según estudios científicos, la disminución a la exposición de humo ambiental de tabaco nos ayuda a protegernos del cáncer -sobre todo el de pulmón- y reduce el riesgo de sufrir un episodio de enfermedad coronaria en personas sensibles.

Por tanto, dejar de fumar supone una apuesta por la salud de tu organismo. Si te estás planteando superar el hábito y quieres un método efectivo, necesitas seguir dos pasos, como recuerda el doctor José Castillo Gómez, jefe del servicio de neumología del Hospital Virgen del Rocío y presidente de la Fundación Coll Colomé:

1. Seguir un tratamiento de parches, chicles o fármacos sustitutivos de la nicotina. Siempre bajo prescripción médica o recomendación del farmacéutico. Nunca automedicarse sin la opinión de estos expertos.

2. Seguir los consejos del psicólogo: te ayudará a superar la dependencia psicológica y a tener más confianza en ti mismo/a. ¡Ánimo!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.