Ponlo a dormir boca arriba

La muerte súbita es la quinta causa de muerte de los bebés españoles y la tercera causa entre los lactantes de Cataluña. Acostar al bebé boca arriba a la hora de dormir es el principal consejo de los especialista para prevenir este síndrome que afecta a niños menores de un año aparentemente sanos.

Enfermedades y patologías relacionadas: Muerte súbita infantil

A lo largo del año pasado se desarrolló a nivel nacional la campaña Ponlo a dormir boca arriba, cuyo objetivo fundamental era aconsejar a los padres con tal de prevenir el síndrome de la muerte súbita que anualmente afecta a más de un centenar de lactantes españoles. A pesar de que en su momento se llegaron a distribuir cerca de un millón de pósters y folletos a los pediatras españoles y a todos los hogares con recién nacidos, los resultados de una encuesta elaborada recientemente por la Sociedad Española de Pediatría (SEP) desvelan que todavía un 58,56 por ciento de los padres españoles no acuestan habitualmente boca arriba a su bebé, por lo que no siguen el principal consejo de los pediatras para evitar la muerte súbita.

Esta misma encuesta incide en que cerca de un 46,17 por ciento de los padres suele acostar al niño boca arriba, según las últimas recomendaciones de las sociedades científicas de pediatría, y que aproximadamente un 49 por ciento lo hace de costado, postura permitida pero menos recomendada que poner al lactante boca arriba.

A lo largo del año 2000 murieron en Cataluña nueve lactantes víctimas del síndrome de la muerte súbita, tres más que en el año 1999, con una tasa de 0,23 fallecimientos por cada mil lactantes. No obstante, según Lluís Salleras, director de Salud Pública de la Consellería de Sanidad de la Generalitat, la situación de Cataluña es “mejor” que la de otras comunidades autónomas españolas, como Navarra, donde se alcanzaron las 1,3 muertes súbitas por mil entre 1986 y 1992.

Consejos para prevenir este síndrome

Actualmente se desconoce la causa de la muerte súbita, aunque uno de los factores biológicos que pueden provocar este síndrome es la inmadurez del sistema nervioso que controla la función cardiorrespiratoria.

La encuesta elaborada por la SEP revela que el 21 por ciento de los padres considera que su hijo debe estar muy abrigado en la cuna, una tendencia que todavía es más acusada cuanto más al norte viven los padres, y un 35 por ciento reconoce que fuma o permite fumar en el entorno del bebé. Ambas son costumbres que hay que erradicar.

Con tal de prevenir el síndrome de muerte súbita, los especialistas recomiendan no abrigar demasiado al bebé, erradicar el tabaco del entorno del lactante, utilizar un colchón rígido o semirígido y, sobre todo, acostar siempre al pequeño boca arriba.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.