Pocas calorías y ejercicio, la receta para perder peso

Canal: Nutrición

Combinar una dieta hipocalórica con diferentes programas de entrenamiento y recomendaciones de actividad física ayuda a perder peso y reducir su masa grasa

perder peso
Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad

El Grupo de Investigación del LFE Research Group de Benito Peinado, socio de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ha comprobado que combinar una dieta hipocalórica con diferentes programas de entrenamiento y recomendaciones de actividad física ayuda a personas con obesidad a perder peso y reducir su masa grasa.

Para la realización de este ensayo clínico se reclutaron 98 pacientes con obesidad, (48 hombres y 48 mujeres), de entre 18 a 50 años, que participaron en un programa supervisado de 22 semanas.

La muestra se distribuyó aleatoriamente en cuatro grupos (entrenamiento de fuerza, entrenamiento de resistencia, fuerza combinada con entrenamiento de resistencia y recomendaciones de actividad física), siguiendo todos ellos la misma dieta hipocalórica.

La novedad del estudio reside en el profundo estudio de las variables de ejercicio y el control por especialista del ámbito de las ciencias del Deporte, en colaboración con médicos y endocrinos especializados. Y tanto al principio como al final del estudio, los investigadores evaluaron las variables de actividad física y dietética a través de cuestionarios validados.

Los resultados obtenidos confirmaron que los cuatro grupos aumentaron su actividad física total por semana durante la intervención, independientemente del programa de actividad física que llevaron a cabo.

Educación nutricional

Un meta-análisis reciente ya había demostrado que una dieta hipocalórica, alta en proteínas y baja en grasa proporcionaba beneficios modestos en la composición del peso corporal en comparación con una dieta baja en grasas y con proteínas estándar.

Partiendo de estas pruebas, los investigadores diseñaron una dieta equilibrada hipocalórica ‘ad hoc’ para este estudio en la que el 30 por ciento de la energía provenía de la grasa, el 20 por ciento de las proteínas y el 50 por ciento de los carbohidratos. Además, a todos los pacientes se les informó de la importancia de la calidad de la dieta durante las sesiones de educación nutricional.

“Es esencial dotar a los participantes de conocimientos y habilidades que le permitan llevar a cabo un cambio gradual pero permanente en su comportamiento alimenticio”, ha explicado Benito.

No obstante, este experto entiende que los programas de ejercicio físico deben adaptarse a la capacidad y salud de cada paciente ya que “sólo así se conseguirá un aumento gradual y seguro de su actividad”, afirma Benito.

Desde la SEEDO se recuerda la importancia de que las personas de todas las edades realicen entre 30 y 60 minutos de actividad física de intensidad moderada (como caminar a paso ligero), la mayor parte, si no todos los días de la semana.

“De hecho es importante buscar ejercicios que se puedan integrar fácilmente en la vida diaria de las personas para que resulte más sencillo reducir su inactividad sin riesgo de trauma”, concluye el doctor.

Descubre más artículos sobre Dietas y adelgazamiento en el canal Nutrición.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.