Piel, sol y fotoprotección

Durante el verano la piel debe recibir una especial atención para evitar la aparición de problemas relacionados con la exposición continuada a los rayos solares. Estos problemas van desde sencillas irritaciones o enrojecimiento de la piel hasta el desarrollo de melanomas y cáncer de piel.

Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer, Melanoma, Quemaduras, Cáncer de piel, General

El verano se asocia al sol y el sol al bronceado, lo que a menudo se traduce en largas horas bajo los rayos solares. Esta exposición continuada puede favorecer la aparición de melanomas y el desarrollo de otros tipos de cáncer de piel. De hecho, dos de cada tres nuevos cánceres de piel que se diagnostican están atribuidos a la exposición solar.

Las cabinas de bronceado tampoco son seguras. Un estudio publicado el pasado mes de febrero en The Journal of the National Cancer Institute concluía que las personas que confesaron utilizar las lámparas de rayos UVA sufrían un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar un cáncer de piel.

El doctor José Luis González Larriba, presidente del Grupo Español de Cáncer Renal y Melanoma, advierte que las cabinas de bronceado pueden aumentar el riesgo de sufrir un melanoma. El continuo uso y la falta de mantenimiento del sistema de lámparas puede provocar que los rayos ultravioletas de tipo A (UVA) que emiten se conviertan en ultravioleta de tipo B (UVB), los rayos que constituyen el principal factor desencadenante de melanoma maligno.

Detección y tratamiento

Según el doctor José Andrés Moreno Nogueira, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, entre el 90 y el 95 por ciento de los pacientes afectados de melanoma se curan si éste es diagnosticado en sus fases iniciales.

Una vez diagnosticado, la única opción es la extirpación del tumor, siempre que éste sea localizado y no haya infiltrado a otros órganos. Si el tumor progresa por vía linfática es necesario tratar esas zonas, tratamiento que en muchos casos es muy mutilante y causa una gran morbilidad y deterioro de la calidad de vida. Después de la extirpación, en muchos casos también es necesario continuar el tratamiento con inmunoterapia.

La incidencia del melanoma en España, según el doctor Moreno Nogueira, es de 11 casos por cada 100.000 habitantes, si bien la cifra varía de unas zonas a otras, siendo el sur de la Península y las zonas del Levante donde existe un mayor número de afectados.

Algunos consejos

Tomar el sol es beneficioso, pues favorece la formación de la vitamina D, que es básica para la absorción del calcio, y porque puede mejorar algunos problemas dermatológicos. Pero así como por un lado puede ser beneficioso, por otro puede acarrear serias consecuencias relacionadas con la salud. Por ello a la hora de tomar el sol siempre hay que tener en cuenta algunos consejos como:

- Utilizar siempre un sombrero o gorra para protegerse del sol.

- Evitar tomar el sol entre las doce y las cuatro de la tarde.

- Ponerse la crema solar con la piel completamente seca y antes de salir de casa hacia la playa o la piscina.

- Tener en cuenta que las superficies que reflejan el sol, como la nieve, la arena o el agua, aumentan el efecto de la radiación en la piel.

- Protegerse bien zonas más sensibles al enrojecimiento, como la cara, la nariz o las orejas.

- Proteger bien la piel de los niños, especialmente sensibles a los efectos de los rayos solares.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.