Pescado: un aliado de tu corazón

Es uno de los alimentos estrella de la dieta mediterránea y, sin embargo, la mayor parte de la población desconoce sus bondades. Una de ellas, quizás la más importante, es que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, la primera causa de fallecimiento en todo el mundo. Ésta y otras propiedades saludables las ha recordado el director de la Facultad de Salud Pública de Harvard y experto en nutrición para el gobierno estadounidense, el doctor Eric Rimm.

El interés por estudiar las propiedades saludables de este alimento arrancan mucho antes de los estudios del doctor doctor Rimm. De hecho, según este especialista estadounidense, los primeros datos hay que buscarlos hace unos 30 años, gracias a una investigación sobre la salud de los esquimales, cuya dieta se centra en el pescado. La investigación reveló que la presencia de enfermedades cardiacas en sus comunidades era muy baja.

Este especialista ha puesto como ejemplo España, de país con un alto consumo de pescado, muy por encima de Estados Unidos. De hecho, en nuestro país comemos siete veces más pescado que los norteamericanos.

Bueno para el cerebro

Los estudios adelantados por Rimm indican que las dietas con proporciones suficientes de pescado evitan un deterioro de la actividad cerebral en la vejez, así como la ocurrencia de ictus. “Y en Estados Unidos, donde la obesidad es un serio problema, el pescado ayuda a controlar enfermedades asociadas, como la diabetes”, ha expresado este especialista.

“En general, se ha encontrado que el comer pescado reduce en un 17 por ciento la mortalidad de las personas”. Además, estudios preliminares demuestran que puede evitar la disminución de la mácula, con lo que también beneficia a la visión.

Este especialista también ha resaltado los beneficios que suponen su consumo para las mujeres embarazadas. “Influye positivamente en el desarrollo cerebral del feto y del recién nacido”. Esto se debe a que “los ácidos grasos del pescado son absorbidos por el cerebro del feto lo que también influye en el desarrollo de los niveles de atención, el reconocimiento visual y la comprensión del lenguaje”.

Sin embargo, el especialista señaló que las mujeres embarazadas deben evitar grandes consumos de carne de tiburón y de pez espada, ya que “se ha encontrado en estos niveles altos de mercurio, que podrían ser perjudiciales”.

El mercurio que afecta a los peces “lo obtienen de procesos naturales, como el que emiten los volcanes, o de actividades humanas como las plantas de energía eléctrica, las minas de oro o la incineración de basuras”.

Este especialista recuerda que “para evitar contaminaciones que resulten perjudiciales para los humanos es necesario cuidar muy bien el alimento que se da a los peces de granja, pero también el de todos los animales que son para el consumo humano”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.