Ocho de cada diez hipertensos interrumpen su medicación durante el verano

La llegada del verano y el cambio de hábitos producidos por la vacaciones y la modificación de horarios, provoca que muchos pacientes hipertensos se olviden de continuar su tratamiento, hasta el punto de que ocho de cada 10 lo interrumpen total o parcialmente.

Enfermedades y patologías relacionadas: Hipertensión arterial

Así lo asegura la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), cuya presidenta, Nieves Martell, recuerda que “esto produce una subida de tensión sistemática”.

La asociación de estrés e hipertensión puede dar lugar a serios malentendidos en los pacientes con cifras altas de presión arterial y llevarles a suponer que la relajación propia de las vacaciones puede disminuir estas cifras y que su necesidad de tratamiento es mucho menor. Como explica la doctora Martell, “esto datos sumados a que, generalmente el calor produce un descenso de las cifras tensionales, hace que los pacientes adopten decisiones sobre su medicación basándose en razonamientos erróneos”

Con los desplazamientos que se producen en la época estival el Grupo de Trabajo de la Automedida de la Presión Arterial (AMPA) perteneciente a la SEH-LELHA, recomienda a los pacientes hipertensos “llevar consigo el tensiómetro a su lugar de veraneo para conocer los niveles al menos una vez a la semana”.

Es importante durante el verano prestar especial atención a la alimentación que por la realización de comidas grasa y con altos contenidos en sal, unido al consumo excesivo de alcohol y tabaco provoca variaciones en la tensión arterial.

En palabras de Martell, “sí descontrolamos la alimentación, el resultado no sólo repercute en un aumento de peso y una variación de la tensión, sino que también aumenta el colesterol, los triglicéridos e incluso el azúcar. De hecho, a la vuelta de las vacaciones se registran numerosas crisis hipertensivas fruto de un mal cumplimiento terapéutico”.

Para combatirlo, los expertos recomiendan incluir en el menú diario frutas, verduras y hortalizas, así como cereales, lácteos desnatados, carnes blancas y magras, el pescado azul o blanco y aceite de oliva, que mejoren los hábitos alimenticios y el control de la tensión.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.