Mujer: más esperanza de vida, peor salud que el hombre

A lo largo de su vida, la mujer sufre más ansiedad, depresión, artrosis, reumatismos y dolor de espalda crónico que el hombre, según un estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona. Estas patologías están asociadas a las condiciones de vida cotidiana de la población femenina, más desfavorables que las de la población masculina.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Está demostrado: las mujeres viven ocho años más que los hombres pero tienen una peor calidad de salud. Ésta es una de las conclusiones del reciente estudio realizado por la Agencia de Salut Pública de Barcelona, entre la población de la ciudad condal comprendida entre los 25 y los 64 años. La investigación ha demostrado que las condiciones de vida cotidiana de la mujer son las responsables de la mayoría de patologías que sufren a lo largo de su vida, más que los condicionantes biológicos.

“La sobrecarga de la vida laboral y familiar, el estrés diario y el hecho que tengan peores condiciones de trabajo que el hombre, son condicionantes sociales que explicarían por qué la población femenina tiene peor estado de salud que el hombre”, afirma la doctora Lucía Artazcoz, Directora de l´Institut de Serveis a la Comunitat y co-autora del estudio.

En este sentido, el estudio ha podido comprobar que la mayor parte de indicadores de salud son más desfavorables para la mujer. Así, según las estadísticas, la población femenina sufre más artrosis y reumatismo (el 20,1 por ciento de mujeres frente a un 9,3 por ciento de hombres), más dolores de espalda crónico (27,7 por ciento de mujeres, 16,1 por ciento de hombres) y tienen peor circulación (25,1 por ciento frente al 6,8 por ciento). Por el contrario, el hombre sufre más de cardiopatías o enfermedades del corazón y más úlceras gastro-duodenales.

Más ansiedad y depresiones

Por otro lado, el estudio ha demostrado que la población femenina visita el médico de Atención Primaria con más frecuencia que los hombres (un 24 por ciento, frente a un 16 por ciento), practican menos ejercicio físico (sólo un 23 por ciento de mujeres, frente a un 36 por ciento de la población masculina), duermen menos horas y consumen más tranquilizantes.

“La mujer ha adoptado hábitos poco saludables como fumar con graves consecuencias para su salud. De hecho, el cáncer de pulmón ya aparece entre las primeras causas de muerte entre la población femenina, una enfermedad hasta hace poco exclusivamente masculina”, se lamenta la Dra. Artazcoz.

Otra de las conclusiones destacadas del estudio es que las mujeres consumen más tranquilizantes y ansiolíticos que los hombres. Según la Dra. Artazcoz, “son más frecuentes los trastornos de naturaleza ansioso depresiva en la mujer, sobre todo en las amas de casa, que se sienten poco valoradas y viven sus vidas con gran insatisfacción. Todo ello trae consecuencias muy negativas para su salud”. La doctora afirma que estos trastornos no matan pero perjudican enormemente la calidad de vida de la mujer.

Con este estudio, la Agencia de Salud Pública ha podido constatar las enfermedades que en un futuro próximo van a proliferar entre la población en general, hombres y mujeres. En este sentido, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aumentarán los problemas de salud mental asociados al estrés, los trastornos de naturaleza ansioso-depresivo y todas las patologías relacionadas con el envejecimiento de la población.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.