Migraña, alergias, varices o enfermedades asociadas al tiroides, patologías más frecuentes en la mujer

Canal: Salud Mujer

También destacan enfermedades del área de la ginecología.

dolores de cabeza, dolor de cabeza
Enfermedades y patologías relacionadas: Migraña, Varices

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, especialistas del Hospital Vithas Xanit Internacional, han querido repasar y reflexionar sobre algunas de las patologías más frecuentes en la mujer, con el objetivo de ofrecer información y concienciación acerca de las mismas, para ayudar a su prevención. “Para disfrutar de una buena salud es importante conocer muy bien los problemas que más pueden afectarnos, para de esta forma, poder prevenirlos o tratarlos adecuadamente. Por eso hoy, aprovechando que se celebra el Día de la Mujer, hemos querido repasar algunos de los problemas de salud que más se desarrollan en las mujeres. Entre ellos encontramos la migraña, las enfermedades asociadas al tiroides, las alergias, las hemorroides y las varices”, explica la doctora Cristina López.

La migraña

La migraña es una patología que afecta en la actualidad aproximadamente al 15% de la población, siendo la mujer la que más la padece. Esto es debido a que está motivada, en parte, por factores hormonales, por eso suele aumentar en los días previos a la menstruación o disminuir durante el embarazo y la menopausia. El estrés, la tensión emocional o determinados alimentos pueden afectar también a esta patología.

Para controlarla, además de establecer un adecuado diagnóstico (ya que en muchas ocasiones se confunde con dolores de cabeza común) es importante que un especialista nos asesore sobre el tipo de tratamiento que podemos usar, ya que, aunque las migrañas no pueden curarse, existen tratamientos que se usan para aliviar el dolor durante los ataques de migraña y otros de tipo moduladores para prevenirlas.

Enfermedades relacionadas con la tiroides 

“Otras enfermedades que son muy comunes en las mujeres son aquellas que están asociadas al tiroides, cuyos primeros síntomas pueden aparecer en la mujer entre los 25 y los 35 años; siendo los más habituales cambios constantes de peso sin motivo aparente, cambios en la sensación térmica, pérdida de cabello, alteración en el sueño, cansancio, retención de líquido, etc.”, explica la doctora López. “Las alergias, producidas habitualmente por el uso común en mujeres de pendientes, cosméticos, tintes y perfumes, es otra de las patologías más frecuentes entre el sexo femenino, propiciando en muchos casos dermatitis de contacto. Para prevenirla, lo mejor es evitar el contacto con el alérgeno”, añade.

Varices y hemorroides 

“Las mujeres son también propensas al desarrollo de varices y hemorroides. Las primeras suelen presentarlas una de cada cinco mujeres. Su clínica es variable, desde pacientes asintomáticos, a pesadez y cansancio, calambres musculares (preferentemente nocturnos), picor que induce a lesiones dérmicas por rascado, edema en piernas y aumento de la temperatura. Su aparición se relaciona directamente con un factor hereditario y con una serie de factores evitables como la obesidad, uso de anticonceptivos, sedentarismo, exposición prolongada al calor y profesiones que exigen permanecer mucho tiempo de pie o sentada.

Las segundas son habituales en las mujeres durante el embarazo y después del parto, a consecuencia del aumento de presión abdominal producida durante la gestación. La forma más eficaz de prevenir las hemorroides es conseguir un hábito intestinal normal y regular, evitando tanto el estreñimiento como la diarrea. Para ello, se aconseja una dieta rica en fibra, evitar el abuso de picantes y alcohol y beber abundantes líquidos de forma periódica. Otra cosa que también debería evitarse es el tabaco, ya que el aumento de este hábito en la mujer provoca riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y pulmonares, además de problemas de fertilidad, en el embarazo y en la lactancia; incluyendo algunos cánceres específicos de la mujer”, explica la especialista.

Enfermedades del área ginecológica 

Especialmente importante para la mujer es realizar de forma periódica revisiones ginecológicas. “En mujeres asintomáticas sin factores de riesgo, se recomienda la realización  de revisiones ginecológicas que, además de una exploración ginecológica y ecografía , incluirá una  toma de citología; cuya periodicidad puede variar en función de los hallazgos”, explica la doctora Esperanza Martín, responsable del Servicio de Ginecología de Vithas Xanit.

“Además de estas revisiones ginecológicas se recomienda acudir al ginecólogo si la mujer tiene molestias en abdomen inferior, si nota alteraciones en  las características del flujo vaginal, o ante  la detección de la  presencia de bultos, verrugas, lesiones o enrojecimientos atípicos en el área vulvar o vaginal, así como con la aparición de alteraciones en el ciclo menstrual. Es importante también que la mujer se realice de forma periódica autoexploraciones en las mamas para detectar posibles nódulos, cambios en el pezón (tanto en cuanto  a la forma como por la aparición de secreciones por el mismo), o si aparece dolor repentino en los senos. Cualquiera de estos síntomas deben ser valorados   por un especialista para descartar la presencia de alguna patología mamaria; recordemos que el cáncer de mama es el más frecuente en la mujer. La realización de pruebas de imagen, una ecografía mamaria o mamografía nos ayudará a realizar un diagnóstico más preciso. No debemos olvidar que es de gran importancia en esta patología un diagnóstico precoz ya que aumenta las tasas de supervivencia”, explica la especialista.

Ante estas enfermedades los profesionales del Hospital Vithas Xanit dan una serie de pautas que ayudan a la mujer a cuidar de su salud: “Queremos aprovechar la celebración del Día Internacional de la Mujer para aconsejar sobre pautas que deberían estar presentes a lo largo de la vida de las mujeres, como mantener una dieta equilibrada, realizar deporte de forma regular, una higiene del sueño adecuada y evitar hábitos tóxicos como fumar, o el exceso de alcohol. Además recomendamos la realización de chequeos periódicos centrados en la prevención de enfermedades y que nos ayuden a mantener nuestro estado de bienestar. La periodicidad con la que deben realizarse estos chequeos médicos, así como el tipo de pruebas a realizar en el mismo, dependerán de factores individuales de  cada paciente, tales como la edad, antecedentes familiares, hábitos de vida, factores de riesgo o presencia de patología previa.”

Redacción: MedicinaTV

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR