Merendar almendras es beneficioso para reducir el riesgo cardiovascular

El consumo de almendras se asocia a una mejor salud del corazón

almendra
Enfermedades y patologías relacionadas: Infarto / Angina de pecho, Ictus

Investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Estados Unidos, aseguran que sustituir el consumo de bollería con alto contenido de carbohidratos por almendras para merendar, pese a tener las mismas calorías, puede tener efectos beneficiosos frente a la enfermedad cardiovascular en personas con factores de riesgo.

El trabajo, publicado en el ‘Journal of the American Heart Association’, muestra como además de mejorar significativamente los niveles de colesterol también se consigue reducir la grasa abdominal, considerado como uno de los principales factores que predisponen a una enfermedad cardiaca.

Aunque la enfermedad cardiaca sigue siendo la primera causa de muerte en Estados Unidos y a nivel mundial, se estima que al menos el 80 por ciento de las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares pueden evitarse si se controlan los factores de riesgo presentes en la dieta y los hábitos de vida.

Estudios previos ya habían aportado evidencia de que el consumo de almendras se asociaba a una mejor salud del corazón, pero éste es el primer y más grande estudio controlado que utilizó dietas idénticas en las que únicamente se cambiaba el consumo de almendras durante la merienda en lugar de otro aperitivo de similares calorías, con el objetivo de conocer los efectos cardio-protectores de estos frutos.

Durante doce semanas, 52 adultos de mediana edad con sobrepeso y que también tenían niveles elevados de colesterol se sometieron a una dieta saludable que, para la mitad de los participantes, incluía una merienda diaria de 42 gramos de almendras naturales, mientras que en la otra mitad se sustituyó por un ‘muffin’ de plátano con el mismo número de calorías.

Una onza de almendras, unos 28 gramos, aporta 160 calorías y una serie de nutrientes como proteínas, fibra dietética, grasas “buenas” saturadas, además de vitamina E y minerales como magnesio y potasio.

Al finalizar el seguimiento, vieron que quienes habían merendado almendras habían reducido más sus niveles de colesterol, tanto HDL como LDL, y de lipoproteínas, mientras que el otro grupo solo habían reducido el colesterol HDL, considerado popularmente como el ‘bueno’.

Además, la dieta con almendras redujo significativamente más la grasa y el perímetro abdominal, así como los niveles de grasa acumulados en las piernas.

“Nuestra investigación muestra como las almendras mejoran numerosos factores de riesgo para la salud del corazón, incluyendo el nuevo hallazgo de que comer almendras reducen la grasa abdominal”, reconoce Claire Berryman, investigadora principal del estudio que cree su consumo en lugar del habitual bollo “puede ser una forma sencilla de ayudar a combatir la aparición de enfermedades metabólicas y cardiovasculares”.

Descubre más artículos sobre Alimentación y enfermedades en el canal Nutrición.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.