Menos cocaína, pero más atracones de alcohol

El consumo de cocaína ha comenzado a descender entre los adultos españoles, situándose en el 1,2 por ciento el porcentaje de población entre los 15 y 64 años que consumió esta droga el último mes. Sin embargo, aumenta de forma significativa el consumo de alcohol en "atracones" (cinco o más bebidas alcohólicas en un periodo corto de tiempo), practicado por casi el 15 por ciento en el último mes.

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Alcoholismo

Son los datos de la Encuesta Domiciliaria sobre consumo de Alcohol y otras Drogas 2009-2010, que en esta edición incluye datos de 20.109 entrevistas realizadas en población general entre los 15 y los 64 años de edad y que ha presentado este martes la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín.

“Comienza a descender por primera vez el consumo de cocaína y se sitúa en un 1,2 por ciento, en niveles similares a los de 2001, frente al 1,6 por ciento de 2007″, ha destacado la titular de Sanidad, para quien, “aunque es una buena noticia, no se puede bajar la guardia ni sentirse satisfechos”, pues España sigue siendo, tras Reino Unido, el país donde más se consume cocaína de Europa, según el Observatorio europeo.

“Aumenta el consumo de alcohol, algo que nos preocupa y va a tener la atención del Plan Nacional sobre Drogas en los próximos meses o años”, ha añadido Pajín, para quien “lo más importante” es combatir los denominados “atracones”, que se dan sobre todo en los fines de semana.

Asimismo, los datos de la encuesta revelan que el 18,4 por ciento de la población se ha emborrachado, hasta diez veces, durante el último año, frente al 14 por ciento de 2007. De ellos, el 11 por ciento beben a diario y el 4,4 son bebedores de riesgo; es decir, aquellos cuyo consumo supera los 50 centilitros de alcohol puro al día en hombres y los 30 en mujeres. Estos bebedores denominados “de riesgo” han aumentado un punto porcentual frente a 2007, donde la tasa se situaba en el 3,4 por ciento.

En general, el consumo abusivo de alcohol es más frecuente entre los hombres, pero en las mujeres también ha aumentado en los últimos años. En concreto, el 25,9 por ciento de las mujeres se ha emborrachado alguna vez en el último año y el 8,6 por ciento ha bebido en forma de “atracón” en el último mes. Unas cifras, que se sitúan, 2 puntos porcentuales por encima de las registradas en la encuesta anterior.

Percepción de menor riesgo en el caso del alcohol

Este aumento generalizado del consumo de alcohol se debe, según la ministra “a una percepción de menor riesgo. La sociedad tiene una percepción más permisiva de las consecuencias del consumo del alcohol sobre la salud”. “Eso nos hace ver que tenemos que seguir sensibilizando en esa dirección”, ha añadido.

En este sentido, ha destacado las medidas de formación en el sector de la hostelería llevadas a cabo en algunas comunidades autónomas. Refiriéndose a las mismas ha dicho: “esperamos desarrollarlas en el resto de comunidades autónomas”.

El tabaco también ha registrado un aumento, ya que el 31,8 por ciento de los entrevistados consume tabaco a diario, frente al 29,6 por ciento de 2007. Una situación que según Pajín, “puede mejorar con la nueva ley antitabaco”.

El consumo de éxtasis, anfetaminas, alucinógenos e inhaladores volátiles también han descendido y alcanza “mínimos históricos”, inferiores al 1 por ciento. A ellos se suma los hipnosedantes, que descienden hasta situarse en 5,2 por ciento de consumo en el último mes y 2,7 por ciento de uso a diario, frente a los respectivos 5,9 y 3,7 por ciento de la encuesta anterior. La heroína permanece estable con una prevalencia del 0,7 por ciento.

El cannabis es la sustancia ilegal de mayor consumo. Así, el 32, 1 por ciento la ha probado alguna vez, el 10,6 la ha consumido en el último año y el 7,6 en el último mes; lo que supone un ligero incremento, sobre todo si se tienen en cuenta que los consumidores habituales, han aumentado del 1,7 al 2 por ciento de la población encuestada.

Edad de inicio y policonsumo

Según la titular de Sanidad, “la edad de inicio de consumo se mantiene estable”. El inicio más precoz ocurre a los 16 años en los consumos de alcohol y tabaco y el más tardío se produce, con los hipnosedantes, a la edad media de 29,5 años.

Además, los datos de la Encuesta domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas, manifiestan que el 50 por ciento de los consumidores lo son de 2 o más drogas y el alcohol está presente en el 90 por ciento de los casos.

Finalmente, en cuanto a la percepción social Pajín ha asegurado que “la percepción de riesgo ha aumentado. Hoy en día se considera más peligroso beber a diario, fumar un paquete de tabaco al día o consumir cocaína”. Pese a estos datos, la población manifiesta una “mayor facilidad para conseguir drogas”.

En este sentido, la ministra ha insistido en que “en una sociedad libre, el mejor instrumento de prevención es la información veraz y la educación. El balance de lo hecho es bueno, pero debe ser todavía mejor. Los resultados nos indican que el camino es acertado, pero no hay que bajar la guardia”, ha concluido.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.